De tapas por León: vinos y cañas en el Barrio Húmedo

Aunque habíamos estado varias veces, el pasado 2.018, León fue la Capital Española de la Gastronomía, así que decidimos volver a visitar sus bares. La conclusión que sacamos de esta visita es una: el tapeo en León está en plena forma. Si hasta hace poco la teníamos entre una de las ciudades donde mejor se tapea de España, ahora diríamos que quizá haya alcanzado el número uno. No tendrá los pinchos más sofisticados como tiene Donosti pero tiene es mucho más barato. No tiene la fama de Granada pero la tapa es gratis de verdad y en algunos sitios te dejan elegirla. Y no tiene los vinos de Logroño pero mientras en La Laurel han empezado a llegar bares asépticos y sin encanto en León se mantienen la mayoría de los clásicos con tapa de toda la vida.

Y es que León se conserva de maravilla. Salvo un Volapié en la plaza San Martín que nos provocó urticaria, la mayoría de los bares son tradicionales, de los de toda la vida y que llevan años en la ciudad. Una ciudad echada a la calle, con un ambiente increíble y con todos los locales llenos. Las zonas de tapeo más famosas son dos: el Barrio Romántico y el Barrio Húmedo, la calle Ancha los separa, a la izquierda según se baja hacia la Catedral está el Romántico y a la derecha, el Húmedo. En este último centramos nuestra última visita. Aunque se dice que el Romántico es más para nativos y el Húmedo de turistas no es del todo cierto y hay gente por todas partes; además hay tal cantidad de bares que no podrás recorrerlos todos en un solo día.

Los tradicionales del barrio y que no han cambiado en absoluto siguen siendo imprescindibles. Son estos y te recomendamos que no te lo pierdas:
- La Bicha, como no. Con su vino de la zona y su camarero borde. Famoso en todas España por su forma de ser, ese día le pillamos de buen humor porque unas paisanas le estaban bailando el agua. Aún así es toda una experiencia ver a todo el mundo obediente mientras él habla solo criticando todo y a todos. Nosotros pedimos dos vinos blancos y nos puso un par de tanques: medio vaso de sidra de vino peleón que no había quién se acabara pero... no nos atrevíamos a irnos para que no nos regañara así que esperamos a que saliera otro grupo y nos mezclamos con ellos. El vino sale por 1,35€ y la tapa lo normal es que sea de chorizo. Lo mejor del bar es la morcilla pero el lema es "la morcilla o en ración o en bocadillo" y para no llenarnos decidimos pasar. Aquí podéis leer una entrada dedicada solo a ese bar.
No se aprecia bien pero los vinos eras medio vaso de sidra

- El Rebote, en la misma plaza San Martín, es uno de los bares que siempre está más lleno. La tapa: croqueta. Siempre croqueta y puedes elegir el sabor.. de queso, de morcilla que son una delicia o de pizza, que las pedimos esta vez para probar y no aportan nada, o la de cecina que es las más típica. Dos vinos blancos con dos croqueras 4€

- El Tizón: Sin salirnos de la plaza y recomendado durante muchos años en la Michelín este local tiene el sobrenombre de la casa del embutido.... ya te imaginas cual es su especialidad.
- Flechazo: Otro clásico especializado en una tapa, las patatas. Patatas picantes, cortadas en fino y muy fritas con pimentón que con dos vinos también se ponen en 4€.

- El Gaucho: tapa a elegir entre sopas de ajo, patatas con picadillo, patatas picantes o gaviota (una ensalada de cangrejo sobre corteza de trigo). A por las sopas de ajo que nos fuímos, que ya las habíamos probado en otra visita y sabíamos que no tenían desperdicio. Acertamos. Con dos blancos por 3,8€. Los precios no dejaban de asombrarnos.

- Ezequiel: como restaurante es muy conocido. Existe un Ezquiel II muy famoso por sus grandes tapas de embutido propio, ya que también es tienda. Este de León también es tienda y su barra normalmente está muy llena. Hay que ver cuales son las tapas del día pero hay una que es fija: la tapa de embutidos, con lomo, salchichón, cecina y chorizo. Un placer. Con dos Coca-Colas la ronda fue de 4,6€

Estos de arriba son imprescindibles pero el Húmedo tiene mucho por probar que te describimos por si quieres más. Estos siguientes no están mal, nada mal:
La Alpargata: en cuanto veas su fachada y como es el servicio sabrás porque es un clásico. Su tapa más curiosa es La Mariconada, que es atún con mahonesa sobre una rebanda de pan.
Jabugo: si no puedes probar la morcilla de la Bicha prueba la de este local. También es impresionante
- La Tapa: fuímos a visitarlo porque en los últimos blogs que habíamos leído de la ciudad lo comentaban como un imprescindible. No lo es. Es un sitio low-cost al estilo de los Indalo, con su carta para elegir tapa, su tamaño grande y su sabor insustancial. Lleno de chavalería está bien para tomar una pero no esperes mucha calidad. Un huevo con morcilla y una de pinchos variados, con una coke y un vino: 3,75€.

- La Noria: no es que tenga nada pero es un bar casero, de servicio familiar y que se nota que no tiene más pretensiones que servir a la gente. Las tapas son a escoger y pedimos una hamburguesita y croqueta de jamón, con dos godellos: 4,4€

- El Calecho: demasiado moderno, parece montado por un grupo gastronómico y no tiene la esencia de sus vecinos de plaza. Estaba más vacío que sus el resto y las tapas son algo más sofisticadas: rollitos a elegir. Nosotros probamos el de carne y el de picadillo. Además de ser el más frío también es el más caro: 5€

- La Pintona: lo mejor es el servicio, fue tan bueno y nos dieron de beber tan bien que ni recordamos que comimos.
- La Competencia: la tapa es pizza, y ya. Un vino y una pizza, así de simple. Pero la combinación funciona porque en León tienen varios locales pero también se ha extendido a Oviedo, Ponferrada, Avilés, Palencia, Valladolid, Burgos o Gijón. Gente de todo tipo pero sobretodo jóvenes.

Más sositos:
El Vestuario, un bar de gente joven. Con ambiente más de bar de música pero donde la tapa no la perdonan. Incluso puedes pedir sopa de ajo aunque nosotros nos decantamos por un Pantoja (PAN-TOmate-JAmón) y una tapa de tortilla. Con dos vinos blancos 4€
- La Gitana con su tapa de chorizo picante
- Azabache: también bien atendido, no es mal bar pero, claro, con lo que hay por la zona se queda en sosito.
- Latino: es uno de los bares más insípidos de la Plaza, aunque hay tapas variadas como calamares o carne no merece mucho la pena

Como verás hay para dar y tomar.... nos dejamos muchos por probar pero hay de todo y muy barato. La consumición media es de 2€; dos euros y medio como mucho, así que imagina lo que te gastas en una noche de cañas. Pues eso y el ambientazo que tiene hacen que ahora mismo León sea la ciudad número uno en el noble arte de salir de tapas.

Comentarios

  1. Leon es una maravilla....un no parar. Cuando estuvimos mi pareja y yo, a mediodia el Humedo y por la tarde el Romantico, eso si con siesta entre medio, jejejejej.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena visita entonces... un completo, Romántico, Húmedo y siesta.. que gran día! ;)

      Eliminar

Publicar un comentario