lunes, 28 de octubre de 2013

Tapear en Granada: primera... segunda... tercera...

Hace 5 años, a.b. (antes del blog) estuvimos en Granada un puente de la Constitución. Fuimos con muchas ganas después de haber oído maravillas de la ciudad y volvimos decepcionados. Si hubiéramos tenido blog en aquellos tiempos, nos habríamos despachado a gusto con la fama de la ciudad. Ahora, con la perspectiva que da el paso del tiempo y el haber regresado, yo resumiría aquella visita recomendando no ir en ese puente. La ciudad estaba saturada y los locales no daban a basto.

En esta ocasión, en el mes de Octubre organizamos una excursión con nuestros amigos de la autodenominada Asociación Gastronómica "El Conjunto" para dar una segunda oportunidad a tan afamadas tapas y con las que tanta mala suerte habíamos tenido en nuestro primer intento.

Iniciamos la búsqueda de alojamiento con tiempo y pese a ser un fin de semana normal nos encontramos con muchas dificultades de disponibilidad y, sobretodo, de precio. Al final nos alojamos en el Hotel Universal muy bien situado y que encontramos gracias a este link de hoteles para dormir en Granada.

Lo primero que hay que destacar es que en la ciudad hay varias zonas de tapas: Catedral, Calle Navas, Calle Elvira/ Plaza Nueva y El Realejo (por la que no pasamos). Las tapas te las ponen en función de la ronda que lleves: primera, segunda, tercera, etc. y en teoría la calidad sube en función del número de ronda aunque nosotros esto no lo apreciamos. No te las cobran... o más bien, van incluidas en el precio de las consumiciones (entre 2 y 2,50 € en general aunque alguna está por encima). No nos atrevemos a recomendar "los mejores" porque hay una cantidad abrumadora de bares y solo pudimos probar unos pocos, así que resumimos nuestra experiencia:

Zona Catedral:
- Bar Manolo: Tomamos tres rondas, donde el vino salía a 2,50 € y las cañas a 2 €. La primera nos la acompañaron de pescado adobado, la segunda de albóndigas y la tercera, cazón con aceitunas.

Calle Navas:
- El Tabernáculo, merece la pena entrar solo por la decoración de las vírgenes en estampitas, posters, calendarios, etc. Un poco claustrofóbico. El vino (al menos el blanco) te lo dan a elegir: dulce o semiseco, con lo cual, te recomendaríamos que en este bar pidas una caña. Nos acompañaron la ronda de una tapa de salchichas y las 8 consumiciones nos salieron por 15,80 euros.

- Taberna del Vico: al lado del Tabernáculo y más vírgenes por los techos (un poco más discretas, eso sí). Sufrimos hasta el final por unos flamenquines que parecía que nunca iban a llegar...
- Los Diamantes: local emblemático y de los más tradicionales de la ciudad, de los que nos gustan a nosotros, con más de 20 años de experiencia y una fama que sobrepasa las fronteras de la provincia. La ronda vino con tapa de pescadito frito, la más clásica del bar.
- La Chicotá: 4 vinos y 2 cañas. Con el vino, al ir a pagar nos la metieron. Nos dijeron "como habéis pedido tantos vinos os sale más barato que os cobre como botella". Y nos cobró 13 euros (a 3,25 cada vino). Y digo yo, ¿eso no lo puede decir al principio y servinos la botella? la tapa era de ensaladilla, muy rica.
- La Chopera. Cocina cerrada porque eran las 12:30 y aquí sobre las 12 cierran, así que sin tapa nos quedamos. ¿No habría sido posible una tapa fria? En ese bar nos cobraron 15,20 por 2 cañas y 4 vinos. Cada vino a 2,80€... y llegamos a la conclusión de la noche: es el timo al que te arriesgas con el tema de las tapas, si no te la ponen, pagas el vino a precio de riñón.

Albaycin:
- El huerto de Juan Ranas: Totalmente turístico. Pagas la ubicación... pero ¡qué bien la pagas! Tienes unas vistas privilegiadas de la Alhambra, situado justo debajo del Mirador de San Nicolás, en el Albaicín. Te tomas un refrigerio al aire libre acomodado en un sofá mirando a la Alhambra por unos 3 ó 4 euros cada consumición (refrescos y cervezas)... Este precio no incluye tapa.
- Paramos a comer en El Acebuche. Menú del día 8 €, con un camarero graciosillo pero que al final daba mal servicio y mala comida.

Plaza Nueva/Elvira:
- Los Manueles: Otro de los tradicionales. Nos tomamos un par de rondas en la terraza. La primera tapa de carne con curry y la segunda de mini San Jacobos. Aunque no todos repetimos ronda, tuvimos tapita para cada uno. Buen detalle.


- La Cueva: Apenas se cabía. Cadena especializada en embutidos y la tapa fue de chicharrones y butifarra blanca. Con 4 vinos y 4 tapas salimos a 18 €.

- Taberna Salinas: Local grande, con mucho ambiente y cierra tarde. Servicio muy malo pero con tapas muy buenas y variadas (albóndigas, calamares, etc.)
. Con las bebidas acabadas la tapa no llegaba y en más de una ocasión tuvimos que reclamarla (detalle a tener en cuenta: pidiéndola con educación, no se ofenden por reclamarla!). En este local echamos el ancla y llegamos a la sexta ronda (aunque solo tuvimos 5 tapas). Fueron variando desde albóndigas, pescadito, calamares (buenísimos)... Pagamos unos 85 €, no demasiado teniendo en cuenta que tomamos entre 4 y 6 rondas cada uno y un par de raciones (una de pescaíto y otra de huevos con salchichas y morcilla).



Al final, nos reconciliamos con la ciudad aunque al coincidir con La Noche en Blanco, volvimos a tener una sensación similar a la vez anterior, de saturación por parte del personal de la hostelería.

5 comentarios:

  1. Ademas, la ciudad es muy chula, no sólo hay que ver la Alhambra, el paseo junto al río es genial y entrar en sus teterías merece mucho la pena.
    La gente es maja, simpática y sociable sin ser cargantes.
    Sin duda de las mejores ciudades de España para una escapada.
    Gracias por el resumen del tapeo, muy interesante para no ir a ciegas si vas de nuevas.

    ResponderEliminar
  2. Has sido muy benévolo con El Acebuche...¿ya no te acuerdas que nos soplaron 4 € por tres alitas de pollo para un niño?, aunque en principio el precio del menú parece bueno, al final lo que pagas es la ubicación en el Albaicín porque ni la calidad, ni el servicio fueron buenos.
    Creo que merece la pena pasarse por todos los bares de tapas mencionados salvo por ése y en el Huerto de Juan Ranas es cierto que pagas por las vistas... pero ¡qué vistas! hubiese pagado el doble.

    ResponderEliminar
  3. Si vuelves a ir de tapas por Granada te recomiendo no volver a pisar la zona turística, te arriesgas a que te roben a mano armada por unas tapas miserables, es mejor (y mas bonito) callejear y descubrir zonas como la de la plaza de toros, con un par de bares en los que te ponen tapas que se te quita el hipo. Un saludo de una "granaína".

    ResponderEliminar
  4. "Granaína" estoy bastante de acuerdo contigo. La ciudad tiene tapas que quitan el hipo. En mi caso era el tercer viaje a la ciudad y las experiencias han sido muy distintas. En el primero (por curro) salimos por bares lejos del turisteo y flipamos, en el segundo (pleno puente de diciembre) llegaron a ponernos media medianoche de chorizo de tapa!!!; dececpión total.

    Esta vez ha estado muy bien, las tapas eran buenas y generosas y la mayoría de las rondas salian por 2 euros persona lo cual no está mal.

    ResponderEliminar
  5. Una ciudad bellísima y con una cocina estupenda pero a veces el turismo la hace imposible. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...