Entradas

Cafe del Lago: la muerte de los antiguos kioskos de la Casa de Campo

Los alrededores del Lago de la Casa de Campo cuentan, desde hace muchos años, de bares, kioskos de toda la vida. Nada de florituras gastronómicas. Auténticos merenderos donde la gente se tomaba un café, una cerveza o un pincho de tortilla en modo pausado. Poco a poco, y según iban venciendo las concesiones, fueron entrando empresas y grupos gastronómicos. Uno de los primeros fue el Urogallo , tras él el Grupo Remigio, gestores del Café del Rio, abrió el Café del Lago. El Café del Lago está pensado para los distintos visitantes del Lago que pueden pasar por allí a los largo del día: abre pronto para los desayunos de paseantes y deportistas de primera hora, te ofrece cañas y tapas para el vermú de los lectores de periódicos y deportistas de segunda tanda, luego raciones y menú para la gente que pasa por allí a comer, meriendas para la familias y cócteles para los de "vamos a tomar una". Hay de todo. Nosotros fuimos allí a comer, lo hicimos de raciones y vaya, aunque no es el si

Asador del Rey: una escapada al Escorial

Piscomar el triunfo de la cocina peruana

Los Claveles: cocina castellana junto a Atapuerca

La Retasca: la tasquita para tomar el vermú

Venta Matadero: cocina casera

Cocido Madrileño XXVIII - Casa Maravillas

Lista completa de Estrellas Michelín 2.021

Ola Berasategui - El local de Martín en Bilbao