martes, 7 de febrero de 2023

Inclán Brutal Bar - InstaBar

Inclán Brutal es un "Insta-bar", la nueva moda de locales para Instragramers donde prima la decoración sobre la cocina. Donde el entorno está cuidado al detalle y son casi tan importante las fotos como los platos. Fotos del garito, fotos de los platos y aquí, sobretodo, de las bebidas, de los cócteles que son lo más llamativo y la especialidad del sitio.

¿Se come bien? bueno, ni bien ni mal. Se come los platos típicos de la cocina de quinta gama: croquetas, tataki, patatas, baos. La carta se completa con algún que otro plato de formato más contundente como lomo de vaca o arroces.

Como en todos estos sitios el detalle está cuidado y las preparaciones no decepcionan. Tampoco destacan. Todo te parecerá ya visto, lo mismo de siempre pero servido en platos originales. Con servicio pintón, pero desorganizado a veces tienes que andar persiguiéndoles.

Probamos varios platos como unas patatas gajo con salsa brutal, una mahonesa con toques de chipotle y cilantro.

Baos brutal de costilla de cerdo confitada, kimchi y cebolla encurtida. El mejor bocado de los que tomamos.

Tataki de atún. Pequeño fracaso de un plato que no estaba bien elaborado. Venía servido de manera llamativa con humo líquido en la bandeja pero luego el sabor era flojo.

De postre un Kiss me Dali. Un par de macarons de frambuesa con crema de vainilla y peta-zetas de frambuesa.


Y como el sitio es de cócteles pues le dimos caña a unos cuantos:
- Freddie Mercury: Ginebra mg, sirope de palomitas, sirope de curry, mango picante y limón. Refrescante y picante, con un cuenco de palomitas de colores en la cabeza de Mercury.


- Limonada Rosi: Versión de la limonada sin alcohol, con frutos rojos y flor de Sauco.

- Joker: Ron flor de caña, canela y manzana con un toque de jengibre que le daba el sabor principal.

- Sangría Pink: Vino blanco, Cointreau, zumo de arándanos, vermouth rosso, maracuyá, lima y rosas. Original sabor de sangría, con su toque afrutado pero amargo a la vez.

La cuenta para dos fue de 75 euros. Los platos nos son excesivamente caros pero lo que más sube son las bebidas, alguna de ellas (Freddie o Joker) cuestan 13 euros. Para comer bien no pero para disfrutar de un bonito lugar, con una terraza tranquila donde probar bebidas de todo tipo: si. Reserva (es imprescindible), ve y disfruta. Ah y hazte fotos ;) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares