miércoles, 31 de octubre de 2018

El Mirador de Toró: Vistas al Cantábrico en Llanes

Junto a Llanes, en la zona oriental de Asturias, se encuentra la playa de Toró. La playa tiene mucho encanto, con sus rocas en el mar, cuando hay marea alta o en mitad de la arena con la marea baja. Y en lo alto, se encuentra El Mirador de Toró. Un restaurante donde comer abundante y buena materia prima.

La carta es amplia y muy variada, desde mariscos a carnes, pasando por arroces, fabadas y sopas, y pescados donde la oferta es muy amplia. Las preparaciones tienen sus altibajos, desde platos que te podrías comer en cualquier bar de raciones a otras más elaboradas y de más calidad como los pescados que destacan sobre el resto.

A pesar de que nuestra visita fue en agosto, con el local completo, el servicio no desmereció en absoluto. Se nota la profesionalidad del sitio, con camareros de los de toda la vida.

Tienen algunos platos principales de carnaza, aunque la carta gira en torno al mar, y en base a esto, elegimos:

Almejas a la Marinera: Sencillas, al vapor, y tamaño XXL

Paté de Cabracho: Muy socorrido y casi nunca falla

Ensaladilla: Deliciosa, equilibrada.

Calamares: Tiernos y perfectamente fritos

Rollo de bonito: Somos fanáticos de este plato, muy habitual por la zona pero poco visto por otros lares.

Calamares en su tinta: Estaban muy buenos, peeeeeero, les faltaba el arroz. Debería de ser obligatorio.

Salmonetes: Frescos frescos, recién sacados del agua

Rape alangostado: Quizás un pelín seco, una preparación queya es de por si seca y que fue el peor de los platos elegidos

Lubina: Una buena ración, a la plancha con ajitos. Sencillo, pero con buena material prima, no hace falta más.

Los postres eran caros y pequeños teniendo en cuenta que estamos en Asturias, aunque no por ello, menos buenos:
- Brownie con helado de mandarina
- Tarta de almendras
- Arroz con leche. El más barato, 5€



En resumen, sin ser un sitio top merece la pena. Servicio profesional (desgraciadamente poco habitual en la zona en el verano) y un precio medio/medio-alto. La comanda para 5 adultos y dos niños fue de 220€ con los postres y una botella de albariño; lo que sube el precio son los pescados que cuando son de mercado y frescos ya salen siempre caretes. Eso si, hay que reservar en terraza (oportunamente cubierta, no olvidemos que estamos en Asturias) para disfrutar de unas vistas al mar inigualables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares