domingo, 31 de agosto de 2014

Dónde comer en Dénia

Actualización 2.016:
Unas tranquilas vacaciones de agosto. Destino Dénia. Imaginábamos los típicos locales playeros con sus pizzas, sus platos combinados para guiris y su baja calidad y, la final, la ciudad nos ha asombrado con una población repleta de locales, mucho y variado ambiente y con una altísima calidad... Hemos de decir que volvimos sorprendidos de la variedad, decoración y la comida de los restaurantes. Sabemos que una semana no da para descubrirlo todo por lo que esta entrada no espera ser una guía sobre la ciudad sino solo unos pequeños consejos sobre dónde comer en Dénia... ya está terminando la temporada pero si pasas por allí te encontrarás desde locales con tres estrellas como Quique Dacosta hasta baretos de pescado... hay de todo y muy bueno si sabes separar la paja del grano. En la ciudad hay dos zonas principales a conocer:

Calle Loreto. Una calle estrecha al lado del ayuntamiento. En cada metro, un local distinto y con unas decoraciones de lo más llamativa. La calle puede recordar a alguna calle de tapeo castellana aunque aquí debes olvidarte de la caña en barra, son todos restaurantes o de raciones. Merece la pena entrar en los de tapas típicas ya que tienen un toque creativo que los hace muy originales. Nosotros probamos "Els Tomassets" donde pudimos tomar unas gambas (a la plancha, la cocida no la tenían), un tomacat (era un plato de la zona consistente en pisto y atún seco), Sepia a la manera de la Vidrio (al ajillo) y Ceba torrada campusos (Cebolla asada con anchoas). Con bebidas y cafés salimos a menos de 40 euros.


"Ca Pepa Teresa", fuimos buscando algo parecido al Tomassets. Y lo encontramos aquí; una vez dentro vimos que si, que era parecido... pero demasiado. Resulta ser un local del mismo grupo (Grupo Cervera) y por lo tanto con demasiadas coincidencias. Íbamos con ganas de darnos un buen homenaje así que pedimos gamba rallada de Denia, pero oh!, no tenían y nos ofrecieron gambas al ajillo a cambio (igualito). También pedimos un Cava Gramona Imperial, pero oh!, estaba caliente y nos ofrecieron a cambio un Marina alta (igualito). Nos dimos cuenta que aquí el servicio se dividía en 3 tipos de camareros: los que trabajaban, los que paseaban mucho y los novatos. De todas formas el sitio está bien y la comida realmente buena. El pan, servido con tomate y ali-oli, te encantará. Pedimos, para 3: un coca de atún, una sepia al estilo de almadraba, una fritura de pescado, gambas al ajillo, tomacat de atún (una especie de pisto riquísimo). Con pan, bebidas y un café salimos por 58 euros. Como veréis es un buen precio.

"La Seu", un gran restaurante, no muy barato, con una impresionante diseño arquitectónico. Tres plantas, en la baja decoración que invita al tapeo más informal, la segunda, más elegante y una tercera con los baños y con vistas a la baja. Este restaurante también pertenece a la familia Cervera y llegó a tener estrella Michelín. Aquí probamos una coca de bacalao, figatell de sepia (una especie de hamburguesa de sepia riquísima), Tortilla de patatas (versión patata en tempura con huevo y puré, nos decepcionó un poco), pulpo a la brasa, pepito de solomillo y tallarín de calamar. Con pan y ali-oli, 2 copas de vino Verdejo (carillo a 3€ cada copa) y agua por 70 euros.





Pero en esta calle hay mucho más, mucho donde elegir. Nos quedamos con la curiosidad de probar el Miguel Juan, con su aspecto de bar de carretera, y otros tantos que la falta de tiempo nos impidió probar.

Baix la Mar: La zona del puerto y el antiguo barrio de pescadores. Toda la avenida principal está llena de locales entre los que destaca el Peix&Brasses pero lo que más nos gustaron son las placitas. En la Placeta de la Creu los locales son más turísticos pero la pequeña placita, tan acogedora, merece la pena. Nosotros probamos "La Bahía", junto a la plaza Mariana Pineda; nos decidimos por él porque decían "somos pescadores, los pescados más frescos", al final solo era un reclamo había cosas muy ricas como las colas de rape, normales como las sardinas o malas como las Rabas... eso sí, nos salió barato, con bebida menos de 30 euros.

También probamos "El Rasset". Un restaurante más restaurante, es decir, con su punto elegante, su servicio cuidado y una carta bien estructurada de raciones, pescados y carnes. Mientras esperas un pan con mantequilla y unas croquetas llegan a la mesa. Decidimos cenar de raciones y pedimos Tartar de atún, hatillos de calamar, vieras y pata de pulpo a la brasa. De postre unos deliciosos canutillos crujientes de chocolate. La comanda, con agua, Coca-Cola, media de Juvé Camps cinta púrpura (21,40€ nos clavaron por una botella de medio) y un par de cafés superó los 100 euros. Aquí el precio sube más y si os decidís a visitarlo, si es verano, es conveniente reservar. Como sitio está bien, sin más. Las raciones se ofrecen como originales, y lo son, pero no logran despuntar en sabores.

Arroces: Y no podíamos irnos de allí sin probar algunos arroces, en este caso abanda. Teníamos varias opciones recomendadas como Casa Federico o el Estanyo pero nos decantamos por otras opciones algo alejadas de Dénia ciudad:

"Restaurante Noguera", está Punta l'Estanyo, sobre el kilómentro 6 la carretera de Las Marinas. Lo elegimos por su terraza, con vistas a la Bahía. Como entrantes probamos unas cocas, descubriendo una buenísima: cebolla con guisantes. También probamos las tellinas, las hacen sin nada, solo sal y aceite, soberbias. El arroz estaba decente pero no sobresalía, algo durete y un poco soso de sabor, no se arreglaba ni con ali-oli. Con media botella de verdejo, refrescos, agua, café y una tarta de huesitos (obleas y capas de chocolate....uhmmm) salimos por 62,20€


"Casa Ramón", más lejos aún, justo donde acaba la carretera de las Marinas. Este local es más chiringuito y menos elegantes que el anterior. El arroz estaba algo mejor, pero sin llegar a deleitarnos. Eso si es más barato, unas tellinas, un arroz a banda para 3, con bebidas, un par de postres y café no llegó a 50 euros (9,5€ la ración de arroz por persona).

"El Tresmal", una mezcla de los dos anteriores. Un poco chiringuito su terraza y más restaurante en su interior. Aquí es donde probamos el mejor arroz A banda de Dénia. Con diferencia. Le daba mil vueltas a los dos anteriores. Además tiene menú con el que, por 25 euros, tienes unas clotxinas a la marinera (mejillones), calamares, ensalada y el arroz, con los postres y las bebidas incluidas.

Si vas en verano en alguno de estos sitios es recomendable reservar (en La Seu, Rasset y Noguera imprescindible) o llegar pronto. Es algo incómodo pero es lo que hay: gente y más gente. El único "pero" que le ponemos a la zona es el servicio. No se si estábamos bajo el "efecto agosto" pero en algunos de los sitios que visitamos fue bastante malo con plantones en la puerta de los locales, platos lanzados como frisbis o cuentas mal. Imaginamos que son cosas debidas al verano y a que la mayoría de los sitios estaban llenos porque por lo demás le ponemos muy buena nota a la gastronomía de Dénia!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...