miércoles, 16 de diciembre de 2015

Cocidito Madrileño XIII: Taberna La Cruzada

Y aunque parece que el invierno tarda en llegar, retomamos nuestra particular ruta en busca del mejor cocido de Madrid con esta nueva incorporación, ubicada en pleno Madrid de los Austrias. Una taberna que, dicen, data de 1.827. El caso es que no es el mismo bar, ni siquiera está en la misma calle, el edificio donde estaba el antiguo se demolió y la versión siglo XXI reabrió allá por el año 2.000 como taberna clásica. Hace unos meses comenzaron a servir cocido, el motivo de nuestra visita.

Un local con varias estancias, pequeñas pero no agobiantes, atendidas por un servicio muy profesional "de los de toda la vida". Tuvieron un pequeño despiste con un carrito de bebé (a pesar de ponerlo en la reserva y recordarlo por teléfono) que subsanaron muy rápidamente.

Como íbamos a por el cocido no hizo falta ni pedir, al poco de estar sentados y solicitar las bebidas ya teníamos la comida en la mesa. Servido en tres vuelcos, venía en bonitos recipientes de barro que mantenían bien el calor:

El primero:
- Sopa de fideo fino, de textura dura pero con mucho sabor y un buen punto de grasa
- Complementada con cebolleta, piparras y zanahoria con queso

El segundo:
- Los garbanzos, algo pasados de cocción les faltaba una pizca de sabor pero estaban muy ricos. Traían como complemento el tomate con comino, una opción que les cambia el toque pero que, dicen, ayuda a digerirlos y bajan los gases.
- Las verduras: repollo, zanahoria, patata y puerro. Original el toque del puerro


El tercero:
- Las carnes: Chorizo tipo asturiano, morcilla y morcillo, gallina, jamón, tocino y tuétano. Triunfó el chorizo entre los comensales (la mayoría asturianos) y la morcilla pero lo que realmente era soberbio eran el tocino y el tuétano.

Para el postre había varias opciones a elegir: leche frita, un helado artesano riquísimo, tarta de queso, de chalota y sorbete de limón.

El menú es cerrado e incluye postre y café por 27 euros. Cobran a los niños como "cocido infantil" 14,5 euros, algo que pueden ser buena idea si tienen cierta edad pero que para un niño de 3 años, que era nuestro caso, se nos antoja algo excesivo. Al final la cuenta, con cuatro cocidos y "medio" más una botella de Cuna de Reyes Reserva (22€) salió por 144,5 euros.

En resumen, buen cocido que está a la par de alguno de los más famosos de Madrid. Ver ranking.

lunes, 7 de diciembre de 2015

El Rancho - Un argentino en Madrid

En el barrio de Arganzuela, junto al estadio Vicente Calderón se encuentra este restaurante argentino, de nombre inconfundible: El Rancho.

Se encuentra en una zona de poco paso y desde fuera da sensación de estar siempre vacío, pero lo cierto es que hemos ido en un par de ocasiones y en ambas, el comedor no estaba lleno, pero casi (y la última visita fue entre semana). Como curiosidad, resulta interesante visitar su web http://www.elranchomadrid.com ya que ofrecen opciones diferentes como espectáculos de tango en directo o "extrañas", como un pack de cena y paseo con servicio de limusina.

En las dos ocasiones optamos por reservar directamente el menú que ofrecen, que incluye un cóctel de bienvenida (aunque en nuestra última visita nunca nos llegó), 4 entrantes y opción de carne, pescado o pasta. Siendo un argentino, es obvio que todos elegimos carne.

Los entrantes consisten en:
- Empanadas argentinas: de jamón y queso, de espinacas, de maíz y de carne, una de cada por persona. Nos dejamos la de carne para el final por ser la más típica pero no era la mejor. Sorprendente la de espinacas.

- Chorizos criollos, medio por persona.  Muy ricos
 

- Mollejas braseadas: El mejor entrante con diferencia. Punto perfecto, tanto de cocción como de sal. Opinión unánime.

- Verduras a la parrilla: Algunas con excesivo sabor a carbón.

El plato de carne consiste en cuatro cortes en un plato: lomo alto, lomo bajo, entraña y tira. Tal vez sería preferible que vinieran en dos tiempos para evitar que se enfríen. La mejor carne, el lomo alto. El bajo un pelín duro, la entraña como habitualmente es este corte, poco tierno y la tira de asado estaba bastante bien.

De postre, para todos, bomba calória para rematar: panqueque (crepe) rellena de dulce de leche.

El menú incluía, en sus 35 €, además del postre y los cafés, un vino argentino de Mendoza: Fuzión; de sabor muy ligero.

La opinión generalizada tanto en esta visita como en la anterior, es que la opción del asador argentino está bien por cambiar, pero pese a su fama, nuestros cortes habituales (solomillo, entrecot...) son más jugosos y tiernos y yo, personalmente, prefiero un buen chuletón de ternera asturiana o del Guadarrama.

martes, 1 de diciembre de 2015

Hamburguesas XXV: Mad Planet

Este lugar lo comentamos en dos vertientes:
- Hamburguesas: aunque no es una hamburguesería nosotros fuimos para allí a probar este plato
- Comer con niños: aquí si. Es un verdadero lugar para comer con niños.

A pesar del nombre no pertenece al grupo Mad, así que no vayáis pensando una hamburguesa manjar como las de Mad Café sino más bien una hamburguesucha. Lo que si hay que tener en cuenta es que este lugar no es una hamburguesería sino un restaurante en toda regla con platos de diversa índole como Raviolis, tartar de atún, ensaladas, foie, pulpo, carnes, etc.

Pedimos la Mad Planet Burguer con queso manchengo, bacón, chutney de tomate, cebolla frita y normal (ahora la hacen con cebolleta). Servida con pan de mollete y con carne de baja calidad. El tamaño es de 180 gramos aunque algunas eran mucho más grandes que otras.

Le cogen bien el punto a la carne pero como esta era muy floja el sabor no era para echar cohetes.

También comimos:
- Huevo con patatas y chistorra, ni fu ni fa más feos que otra cosa

- Croquetas
- Hummus
- Taco de atún, bastante bueno.

- Crepe de Nutella de postre para delicia de los niños.. y de algún que otro "adulto"

La comida era aceptable pero nada delicioso. No se porqué pero en los sitios de este estilo se come tranquilo pero nunca se come de lujo.

Por la parte de "Comer con niños", si se puede considerar como tal, de los locales de este estilo es de los mejores, mejor decorado, más tranquilo y amplio. Tienen una sala anexa con ludoteca. Puedes pedir un menú infantil con sala de juegos y un taller infantil por 15 euros o simplemente pagar 3 euros para que los más pekes vayan a la sala de juegos al terminar la comida.

La comida, con 8 platos, 8 bebidas, 2 postres y 2 cafés salía por 125 euros pero al reservar con una oferta del 30% de ElTenedor la cuenta fue de solo 96,90 euros... bueno... en realidad para nosotros gratis ya que nos invitaron (gracias Patty ;).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...