martes, 12 de diciembre de 2017

Wagamama - cadena asiática

Wagamama es una cadena asiática que ha entrado en España de la mano del grupo Vips. En la apertura de su primer local, en la calle Serrano, la expectación que se había creado a su alrededor, por la publicidad y el éxito cosechado en Inglaterra, hizo que se superaran todas las previsiones y se les acabara el género. En unos meses, han abierto otros tres locales más, todos ellos en Madrid (Calle Génova, Parque Sur y en el nuevo Centro Comercial Plaza Río 2). Este último es el que visitamos.

Como buen establecimiento de Centro Comercial, está orientado a familias, con espacio para carros, miles de tronas... pero ojo, gran error de los diseñadores: las mesas son más altas del estándar y eso no lo han previsto en las tronas. El pobre bebé sentado en su trona, no será capaz de llegar a la mesa para comer (y eso que nuestro bebé era ya mayorcito). El local es informal, con zona de mesas largas y bancos corridos, donde salvo si eres un grupo grande, probablemente acabarás compartiendo mesa.

Cuando recibimos las cartas estábamos un poco perdidos. Íbamos con los dos niños, así que nos pareció una buena idea elegir varios platos a compartir. Así lo transmitimos, pero aún así, no fuimos capaces de conseguir más de una cuchara para el ramen y fueron varias las solicitudes de platos individuales para poder compartir cómodamente. Carta muy amplia con infinidad de nombres impronunciables y que a un occidental no aportarán mucha información y fotos, donde no se apreciaba bien la diferencia entre unos platos y otros. Habíamos oído que era un sitio especializado en ramen, así que esa fue nuestra primera opción:

- Wagamama Ramen: un caldo de sobre, con fideos que ni fú ni fa y una mezcla de ingredientes (pollo, gambas, huevo, mejillones, panceta, algas...) que no armonizaban en exceso.

- Gyoza de pato: muy normalitas. Necesitaban la salsa de soja para darles gracia.

- Yaki soba de pollo: Pese a pedirlo solo de pollo, vino con pollo y gambas. El mejor plato probablemente.

- Teriyaki donburi de ternera: No nos lo acabamos. Un gran bol de arroz blanco soso, y con una carne con salsa sin personalidad, que recordaba de nuevo a ser de sobre.

- Por último, tenemos que destacar los postres. Se ofrece la opción de "mini postres", cuyo precio no llegan a dos euros y son de un tamaño perfecto para rematar la comida

Al final, fue una comida que no pasará a la histora y, posiblemente, ni siquiera repitamos, por 54 €.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...