jueves, 30 de octubre de 2014

Hamburguesas XIV: Goiko Grill: burguers originales

En nuestra búsqueda de las mejores hamburguesas de Madrid llevábamos un tiempo con este post pendiente y con ganas de escribirlo. ¿Por qué teníamos ganas? pues porque los chicos del Goiko son grandes animadores de las redes sociales y se saben vender... pero tranquilos, que nos caigan bien no quiere decir que no vayamos a ser objetivos. Un poco de caña se llevarán. Lo que si que es cierto es que merecen estar en el blog... y también en la lista de mejores hamburguesas en un puesto bastante alto.

Goiko Grill nació en Maria de Molina 16, donde se encuentra el local original. Tras él abrió la Terraza del Goiko, un local pequeño pensado para comer en la terraza puesta en Conde de Peñalver que nació como un minusculo lugar pensado para comer en la terraza y que, en una segunda visita hemos visto, han ampliado con muchas más mesas. Además, hace poco han abierto un tercer garito en General Perón e incluso nos los hemos encontrado en un evento Street Food, dándole a esto de la comida callejera en el MadrEat.

Una de las cosas que hemos de decir es que les gusta innovar, tiene una carta variada y proponen nuevas mezclas muy a menudo. Cuando nosotros fuimos a conocerles habían sacado las hamburguesas del mundial: italiana, argentina, la francesa o la alemana que fue la que nosotros probamos y estaba hecha de carne de salchicha bratwurst. Sorprendente y sorprendentemente buena. De hecho la han convertido en fija y ya la puedes encontrar en la carta.

También pedimos los habituales aritos de cebolla que siempre incluimos en la cata y que estaban muy ricos.

Para nuestra cata "oficial" queríamos probar la hamburguesa de referencia del lugar. Pues bien. No hay. Puedes montarte la hamburguesa a tu gusto pero no hay una que sea la burguer bandera sino que te ofrecen 12 tipos de lo más variado como la Elvis que tiene plátano, la M30 que va con queso de cabra o la Puchi, que vende como genuina americana y lleva champiñones, bacon y salsa barbacoa (y que además la puedes pedir de pollo en versión vegetariana).

Nosotros probamos la Chipotle: con una gran capa de guacamole y que fue de las favoritas.

Y la Pigma con huevo frito que también nos gustó por lo sabrosa y el punto de la carne pero que quedó detrás de la chipotle.

En nuestra segunda visita, además de repetir con la Pigma (10,5€), pudimos comprobar que las patatas habían cambiado y ahora eran tipo "gajo"... quizá preferíamos las anteriores. Además aprovechamos para catar la Puchi (9,90€) y volvimos a triunfar aunque, al pedirla poco hecha, se quedó algo fria y con el pan demasiado tostado.
 La Puchi

Las hamburguesas están de vicio, vienen acompañadas con unas patatas perfectas y, lo importante, con una carne muy buena y de gran calidad por lo que este sitio pasa a los primeros puestos de nuestro ranking de hamburguesas

En nuestra primera visita el servicio estuvo irregular: agradable y cordial pero algo perdido en el protocolo sobre como sentar a la gente, como atenderles sin desesperar y pretendiendo que nos sentáramos bajo la lluvia cuando había varias mesas libres debajo de sombrillas. La comida se hizo largíiiiiiisima perdiendo mucho tiempo, en una terraza vacía, en tomarnos la comanda y mucho más en cobrarnos. Sin embargo, en la segunda ocasión, estuvieron mucho más atentos y mejor organizados.

El precio está entre lo normal ahora mismo 10-12 euros para una carne de unos 190 gramos que puedes hacer triple y meterle, entre pan y pan: 570 gramos de carne. En nuestra cuenta, las 3 hamburguesas, con los aros, un postre y un café nos salió por unos 50 euros.

Visto lo visto ¿cuándo hacéis una visita a los chicos del Goiko?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...