sábado, 3 de febrero de 2018

Cocido Madrileño XXI: El puchero de mi abuela

En el mismo local donde hace unos años estaba el Gambrinus Arganzuela se encuentra ahora "El puchero de mi abuela" y la especialidad, como no, es el Cocido Madrileño. En realidad no solo el local es el mismo, sino todo, la decoración y parte de la carta. El local pertenece al mismo grupo que antes, el Grupo Gran Vida y solo le han cambiado el nombre. Este grupo es dueño entre otros de la famosa Cruz Blanca de Vallecas que se autodefine el mejor cocido de España (dado por una curiosa asociación hace 10 años que nunca volvió a dar más premios). De hecho aquí, cuando era un Gambrinus, también tenían el cartel del mejor cocido de España. Ahora al menos no lo han puesto. Y menos mal. Porque no, no es que no sea el mejor cocido de España, es que es el peor de Madrid y se va directo al final de nuestro ranking.

La cosa empieza con unas croquetas de cocido.

Tras el entrante, la vulgaridad. Y es que el cocido es flojo, uno de los más sosos que hemos comido nunca. Preparado y servido en dos vuelcos. Con una sopa con sabor insulso y con un ligero toque como a polvos. Sin intensidad ni grasa y con los fideos pasados. La servían pero se podía repetir

El siguiente vuelco con to'junto. Garbanzos, verdura y carnes. Los garbanzos gordos, arenosos y como era de prever sosos. Tampoco se salvaban de la mediocridad las verduras ni las carnes. El morcillo era de menú del día. Por salvar algo se podía decir que el chorizo era bueno pero nada más, el resto tenía una calidad media-baja, tanto el tocino como gallina y la morcilla. Las raciones eran enormes, estas dos fuentes eran el cocido para 7, evidentemente sobró:




Al menos el precio no es desorbitado y el cocido salía por 19 euros Pax. Además de un par de detalles buenos: como es tan abundante y sobra tanto directamente te preguntan si te lo quieres llevar y te lo envasan al vacio. El otro detalle es que los niños no pagan; no te hacen como en otros sitios de cobrarte la sopa o, peor, cobrarte medio cocido. También es de destacar el servicio que fue muy amable y servicial en todo momento.

El precio, para siete adultos y tres niños, con una botella de vino de la casa (Ribera Pagos Quinta 15€) y postre para cinco fue de 182 euros. Al café te invitan y también a un pacharán que pedimos al final por lo que, lo mejor de la comida fue el precio y la atención pero como cocido no merece la pena y de hecho lo hemos colocado en el último lugar de nuestro ranking de Cocidos de Madrid.

3 comentarios:

  1. El secreto es el garbanzo, la calidad de un garbanzo es lo que te deja buen sabor de boca. Dicen que los de Valseca (Segovia), son de primera.

    ResponderEliminar
  2. El secreto es el garbanzo, la calidad de un garbanzo es lo que te deja buen sabor de boca. Dicen que los de Valseca (Segovia), son de primera.

    ResponderEliminar
  3. Tienen fama de suaves: "El buen garbanzo y el buen ladrón de Fuentesaúco son, y el más fino de Vitigudino, y si es de Valseca, gordo y suave como la manteca"

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...