jueves, 11 de mayo de 2017

La Plaza de Chamberí: ni fu ni fa

La Plaza de Chamberí es un restaurante de corte clásico y estilo madrileño, de los que nacieron hace 40 años con camareros de chaquetillas blancas, buen servicio y comida tradicional, con materia prima de calidad.

Ahora sigue manteniendo el mismo estilo, la misma decoración e igual cocina, clásica, aunque algo más enfocada a la mediterránea. El problema está cuando en estos restaurantes la evolución apenas se nota, la calidad baja y el servicio, sin llegar a ser malo, se vuelve pasota. Con la sensación de estar por encima del cliente y de ser los que mandan. Si a esto se le añade una bajada en la calidad de algunas elaboraciones nos da como resultado un restaurante venido a menos. Un carta cara que tienen que compensar con promociones del 40% - 50% en webs de reservas como El Tenedor o Restaurantes.com

Dentro de la carta, entrantes y segundos. Los primeros con un toque más mediterráneo como mejillones, ensaladas o arroces y otros como croquetas o morcilla. En los segundos se encuentran los platos más clásicos: bacalaos, callos, merluza o carnes. En nuestro visita fuimos 11 comensales por lo que pudimos probar varios platos y comprobar lo inconstante de sus preparaciones, con buenos entrantes y mediocres segundos:
- Pulpo. Un plato que, cuando está bien preparado nunca falla, y este lo estaba.

- Croquetas de bacalao.

- Habitas tiernas con jamón de Guijuelo. A pesar de ser un plato simple fue de lo mejor, estaban tiernas de verdad.
- Mejillones
- Arroz a banda: uno de los mejores segundos.
- Solomillo: normalito
- Chuletas de lechal a la parrilla: duras y muy hechas, se quedaron en el plato.
- Mollejas de lechal. Pese a no estar malas del todo se notaban de poca calidad, algo grandes y secas.

- Merluza de pincho a la parrilla: pues también muy normal
- Chipirones en su tinta con arroz: malísimos.

- Carpaccio de salmón y mero. Por error sirvieron un carpaccio de carne y lo cambiaron sin problema. Eso provocó que llegar a la mesa cuando todos los comensales habían acabado. Luego resultó un plato insípido que de saber a algo era a lima.
- Atún: bien
- Magret de pato al vinagre de jerez y miel con ciruela y manzana. Mucho nombre para un plato simple y no muy bien preparado.

Terminamos con 4 cafés y 6 postres, uno de ellos una tarta de manzana especial que costaba 7,5€ pero estaba muy buena. Otros, como la tarta de chocolate, no lo estaban tanto.
 

La cuenta, con el pan (2,25€ pax), 7 cañas, 3 de agua, una copa de blanco y una botella de vino de Madrid (15,75) fue de 27 euros por persona. Sin descuento hubiera sido un poco más de 41 euros... sino es con descuento el local no merece la pena.

Como comentario decir que aunque el comedor está en una planta alta, se puede acceder a él por el ascensor del portal de al lado lo que nos facilitó la subida y eso que íbamos con una silla de ruedas y dos carritos de bebé. Luego en el salón también pudimos estar cómodos todos.

1 comentario:

  1. Muy buena critica! Una pena lo de los Sitios que no avanzan y se quedan estancados en lo antiguo. Yo tambien tengo otro Blog de criticas, si quieres darte un vuelta http://www.comerybeber.net

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...