martes, 28 de junio de 2016

De tapas por Segovia

Entre las ciudades que nos faltaban de Castilla León están, curiosamente, las más cercanas a Madrid: Ávila y Segovía. También es verdad es que son ciudades algo más pequeñas y con menos opciones que las grandes del tapeo castellano como León o Valladolid, pero también tienen su punto. Así que, aprovechando un fin de semana sin planes, allá que nos fuimos: a Segovia de Tapas.

Donde más bares hay es en la parte centro de Segovia y está en dos zonas, la cercana al Acueducto, avenida del acueducto hasta Hermanos Barral. Una zona un poco para turistas donde se encuentra el famoso Mesón Cándido. La otra zona está en pleno centro, en la Plaza Mayor y las calles Infanta Isabel y Cronista Lecea. En esta última está el otro famoso restaurante de cochinillo de la ciudad, José María (que también visitamos) y donde también se puede tapear de lujo.

Nuestra ruta recorrió esta zona centro en busca de las mejores tapas de Segovia. En esta ciudad la tapa es gratis, al mismo estilo que Madrid y con la misma lotería: dependiendo del bar tendrás unos tristes trozos de tortilla o una tapa de quitarse el sombrero a tu elección.

Plaza Mayor. Varios bares pegados en un ambiente un poco decadente-castellano, terrazas con manteles hasta para tomar una caña, camareros con traje y pajarita y su pijerio de domingo. Por lo general las terrazas son carillas, la tapa no la elijes y es normalita. Probamos:
- Negresco: No eliges la tapa. Pedimos dos Cokes y un mosto y nos pusieron tres trozos de tortilla. Cada consumición salió por tres euros en terraza.

 - La oja blanca: aquí tuvimos más suerte y aunque no elegimos la tapa nos pusieron un gran plato de arroz con carne que estaba de vicio y dos vinos que salieron por 5€. No es muy barato teniendo en cuenta que eran dos simples verdejos y no estábamos en terraza pero también es verdad que dentro de lo que es la plaza mayor fue de los mejores por trato y tapa.

- El Ave Turuta: de los mismos que la oja blanca. Por dos vinos que acompañaron, también con unos trozos de tortilla, 5€ en terraza
- José: Mientras todo el mundo se tomaba unas tapas bastante pintonas a nosotros nos pusieron una tapa de un triste triángulo de Bimbo con ensaladilla que no merecía mucho la pena. Además pedimos un blanco y una cerveza con limón y el vino nos lo cobraron como el tinto más caro de la carta siendo el blanco más barato. No es que fuera muy caro, 4 euros, pero no queda bien.

- Julián Duque: de lo mejor de la Plaza. Muy animado tanto por la mañana como por la noche. Una caña y un Verdejo con una tapa de bacon por 3,6€
- La Concepción: fue el último que probamos en la plaza. Cuando pagamos vimos que era de los mismos que el Negresco pero antes de hacerlo ya vimos que era más de lo mismo. Terraza cara, 6€ por dos cokes. Y como tapa, que no puedes elegir, tortilla otra vez.

Calle del la Infanta Isabel
- El Sitio: y como su propio nombre indica es "El Sitio", el mejor de la ciudad, el más barato y con muy buenas tapas, te la dan a elegir y continuamente están sacando nuevas. Rejos, croquetas, patatas, hay de todo para elegir. Nosotros pedimos croquetas con dos vinos por 3,6€
- JC: un bar de paisanos, medio vacío, donde pudimos tomar un par de vinos tranquilos con tapa de torreznos por 4€

- San Miguel: Otro que también merece, y mucho, la pena. El servicio es encantador, la tapa la elijes, es grande, hay variedad y muy decente en tamaño. Por dos vinos y un plato de ensaladilla y otro de patatas con bacón 4€; además al nuestro hijo le regalaron un montadito.

- Los Tarines: un bar juvenil. Muy para despedidas y también baratillo. Vino y caña por 3,6€. Elijes la tapa (en nuestro caso croquetas) y el servicio es agradable.

Fuera de zona, en una callecita subiendo hacía la Plaza Mayor (Calle la Alhóndiga), probamos el Redebal. Un bar bastante decente y una agradable terraza donde paramos a oir un concierto de Soul y tomarnos un par de cokes grandes con tapa de chaka y una ración de patatas revolconas, más un café: 16,30€

Rematamos la estancia con un cochinillo en José Maria soberbio (podéis leer la crónica aquí) y nos volvimos a Madrid contentos de haber pasado 24 horas en una ciudad que está bien para el tapeo. Sin excesos, con sitios mejores y peores, como muchas terrazas de la Plaza Mayor, pero con cierto ambiente (y muchas despedidas de solteros) y tapas gratis.

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Mi experiencia en el bar José de la Plaza Mayor fue muy agradable: me tocó una cosa llamada Bouchée de ensalada de codornices escabechadas con compota de manzana y fresas. Luego en el Restaurante José María, antes del cochinillo pedimos una torta de queso de oveja churra (de Pollos, Valladolid) que la presentaban con pan de nueces y de postre el impactante Ponche de Segovia. Eso sí, con botella de Ribera del Duero, pasamos de los 50 euros por persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que tuvimos mala suerte. El bar ya lo conocíamos de una visita previa y recordábamos mejores tapas que la que nos tocó... Me dió la sensación de que al vernos guiris nos atendieron con menos salero...

      Eliminar
    2. No te la juegues con esa lotería de tapas, aquí veras las tapas diarias que se ponen, síguenos en facebook

      https://www.facebook.com/tapeandoporSegovia/

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...