jueves, 19 de mayo de 2016

Urogallo Casa de Campo

No somos muy de comentar restaurantes de este tipo que son medio cadenas pero en este caso vamos a hacer una excepción por una sencilla razón: el local de Casa de Campo está bastante bien para comer con niños y con buen tiempo es un muy buen sitio para comer.

Urogallo son los restaurantes de un grupo de asturianos que hace unos años iniciaron su andadura en la capital y ya tienen tres locales: Casa de Campo, Paseo de Florida y Pozuelo. Se ganaron la fama por el tamaño de sus tapas y de sus platos, si estás en Asturias esas cantidades son normales, pero en Madrid no tanto, por lo que rápidamente se hizo muy famoso. El de la Casa de Campo, además, está en una zona muy buena, junto al Lago y entre que lo han habilitado muy bien con barriles y sus buenas tapas, está siempre lleno a la hora del vermú.

Hemos estado un par de veces, ambas quedamos a tomar una cerveza y acabamos sentándonos en una de sus mesas de la terraza. El local, como tal, no tiene algo concreto que lo defina como para "Comer con niños" pero al estar al lado del lago y en plena Casa de Campo siempre puede coger un mesa en terraza y dejar a los más pequeños corretear por ahí con toda la tranquilidad del mundo. Tiene varias zonas, la de barriles para el tapeo, el salón-terraza con reserva  (en fin de semana más o menos con un mes de antelación) y terraza que va sin reserva, por orden de llegada y que siempre se llena (pero si vais pronto es fácil encontrar sitio).

Como inicialmente no íbamos a hacer entrada de blog no hicimos fotos pero os aseguramos que las raciones eran grandecitas. En nuestro caso pedimos:
- Ensalada César (14€)
- Especial Urogallo: patatas con huevos, pimientos y jamón (18€)
- Sepia: bastante bien preparada (13,5€)
- Chipirones (15€) también muy bien como la sepia
- Chuletón de Carne roja para 3 por 55,50€ (la ración de dos cuesta 40,5€) un plato enorme del que comieron 4 adultos y lo sobró. Lo traen laminado, para comer a la piedra y la carne es de bastante calidad.

Mención especial a los postres. Espectaculares todos como la Panchineta Rellena de crema, la tarta de profiteroles o el Goloso de Chocolate. Todos entre los 5,5 y los 6 euros



El ticket medio sale por unos 35 euros. La primera vez, con una botella de Albariño Martin Codax y un par de aguas, terminando con un solo postre y un par de pacharanes que también eran de un tamaño considerable: 140 euros para 4 adultos y 2 niños. La segunda con con varias bebidas y cafés, más dos postres: 200 euros para 6 adultos y 1 niño.

Una buena opción para una comida buena y tranquila, muy relajada, ya que atienden con toda la parsimonia del mundo. Las dos veces estuvimos allí sentados más de 3 horas tan a gusto.

1 comentario:

  1. Hola,

    es cierto en Asturias comemos mucho y bien. Me apunto estos locales tengo pendiente una visita a Madrid a unos amigos con críos pequeños.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...