sábado, 30 de mayo de 2015

Hamburguesas XX: Bentley's

Llevan muy poco por Madrid y ya están entre lo más granado de las hamburguesas capitalinas. Nos estamos refiriendo a Bentley's un sitio que, de repente, pasó de novedad a ser una de las hamburgueserías más recomendadas en todas las web de recomendaciones. En menos de dos años ha pasado de su primer local en Alcalá 105 a tener 4 restaurantes (Alcalá, Preciado, Pozuelo y Las Rozas).

Nosotros estuvimos en el de Preciado, un espacio con decoración entre retro, con papel emulando libros y americano, de dos plantas pero no muy amplio. En nuestra visita la de abajo estaba cerrada; comimos en la de arriba, una sala pequeña y con las mesas un poco juntas.

El servicio fue muy agradable, portándose de maravilla con nosotros y con nuestro hijo pero también fue muy lento. A pesar de que el restaurante estaba medio vacio las hamburguesas tardaron demasiado.

La carta es la habitual: alitas, fingers, nachos, ensaladas, costillas, pollo, fajitas, etc. más lomo alto (pelín caro a 18€). La carta de hambuerguesas nos es muy amplia, ofrece unos 10 tipos pero muchos de ellos son parecidas con variantes de quesos: brie, aros, emmental tres quesos, queso, bacon, picante con jalapeño, monster egg, aceite de trufa y de pollo. También tienen minihamburguesas por 3€ lo que es ideal si vas con niños pequeños. Con el peso si hay bastante variedad, desde 120gramos por 6,9€ hasta una de dos kilo por 68 euros. Los tamaños medios, 200/250 gramos rondan los 10 euros, barato.

Nuestro menú:
- Aros de cebolla, harinados en tipo tempura, no son los mejores de Madrid porque existen los de Mad Café que sino.... (7€)

- Bentley's con trufa de 200 gramos: Aceite de trufa, queso cheddar, bacon, lechuga, aguacate y cebolla caramelizada

- Bentley's con bacon de 120 gramos: Queso cheddar, lechuga, tomate y bacon.

- MiniBentley con queso, una minihaburguesa para comer de un bocado. Ideal si vas con niños

Vienen acompañadas de patatas, un tanto escasas y normalitas, pero las hamburguesas, nuestro leitmotiv, son de lo mejor que hemos probado últimamente. Perfecta la carne y perfecto el conjunto. Hacía tiempo que no veíamos un sitio donde le cojan también el punto a la carne, estaba tan jugosas que no le echamos ningún tipo de salsa. Se hicieron esperar pero merecieron la pena.

La cuenta, con 2 Coca-Colas y un agua, salió por 33 euros. Un sitio perfecto que escala al número 3 de nuestro ranking de hamburguesas de Madrid

miércoles, 13 de mayo de 2015

Taberna Arzabal

En muy pocos años, La Taberna Arzabal, se ha convertido en uno de los sitios de moda en Madrid. Nació en 2.009 y, tras ser declarado Restaurante Revelación por la revista Metrópoli, en menos de un año tuvo que abrir un nuevo local y ampliar plantilla. Además se adentran es otros negocios como el "secret club" A de Arzabal, los platos combinados de Lovnis o ser un habitual del Street Food Market Madreat. Fue precisamente ahí donde nos entraron ganas de visitarlo, tras catar sus croquetas a pie de furgoneta.

Y allá que nos fuímos. Un miércoles, laborable, llegamos antes de las 13:30 y vaya ambiente! Parecía que era fin de semana. No habíamos reservado y resultó que no habia mesas libres, nos sentaron en una mesa alta que había en la parte del bar y que ponía Reservada.

Una vez en posición nos ponemos a ver la carta de tapas mientras pedíamos la bebida. Una carta corta, de platos clásicos y con buena pinta: conservas, chacinas, mejillones, huevo con trufa, ortiguillas o lomo de carne roja son algunos ejemplos. Cuando nos trajeron la bebida nos dieron una carta más, la de platos. Hala!. A pensar otra vez: tartar de salmón, pisto, huevo poché, arroces, patatas a la importancia, merluza, tataki de pez mantequilla, carrilleras o manitas. Nos lo pusieron difícil, había tantas cosas que nos llamaban la atención que no sabíamos por donde decantarnos. Afortunadamente podías pedir platos completos o por medios, una tendencia que se ve mucho últimamente (Bacira, Triciclo, etc.) y que es perfecta para poder pedir más cosas. Mientras esperábamos la comida nos trajerón el pan; de tres tipos, blanco, de aceitunas y colines. Vino junto con un cubo gigante de mantequilla. El pan estába riquísimo y lo reponían constantemente.

El servicio es perfecto, de 10. Controlan muy bien los tiempos. Pedimos cuatro platos para compartir y los trajeron de uno en uno, lo que hacía la comida más tranquila y que se pudiera degustar mucho más. Los camaremos están muy atentos, hay muchos y no pierden detalle ni dejan nada por medio. Nos cambiaron los platos y los cubiertos en cada ración que nos sirvieron:

- Media de anchoas del Cantábrico. 6 anchoas perfectas. 12 euros.

- Media de Merluza en salsa verde riquísima. nos ventilamos el pan mojándolo en esa salsa tan perfecta. La media ración nos salió por 15 € (el plato compelto 24€)

- Media coca de bacalao y piperrada. Aquí fallaron un poco, muy salado y venía servido con sal negra que lo hacía más salado aún. 12 euros.

- Huevo poché con Ajo Arriero. De nuevo con sal negra pero aquí le daba un toque perfecto. 19 euros.

Sin lugar a dudas el lugar merece la pena. No es barato pero la comida es de lujo. Terminamos la comida con un café solo y la cuenta, con dos Coca-Colas, un Verdejo y un agua salió por 71,70€

lunes, 4 de mayo de 2015

Cocidito Madrileño XII: Cruz Blanca Vallecas

Ahora que se acercan los calores vamos a terminar la temporada del Cocido Madrileño con una visita a la Cruz Blanca de Vallecas. El sitio, para el que no haya oído hablar de él, puede parecer chocante: una franquicia de Cruzcampo y en Vallecas pero en realidad tiene mucha fama ya que según el Club de Amigos del Cocido el de este local, del asturiano Antonio Cosmen, es el "Mejor Cocido del Mundo". Veamos si es así.

Comenzamos con unas croquetas caseras al estilo de la abuela. Estaban bastante bien pero muy lejos de la cremosidad de la croqueta asturiana.

Seguimos con la sopa, acompañada con cebolleta y guindillas y una pequeña fuente de garbanzos para "el que le gusten mojar los garbanzos". La sopa era muy suave, demasiado, el único sabor se lo daba la sal y no la grasa como tiene que ser. No te dejan la sopera, te la sirven en el plato pero, eso si, te ofrecen repetir aunque ninguno de los cuatro comensales lo hicimos.

El resto del cocido vino en un segundo vuelco. Todo junto y acompañado de un cuenco de tomate con comino. A mi no me convence esta manera de servirlo aunque impresiona cuando te lo traen; no puedes evitar pensar "a ver como me como todo esto". Por partes: los garbanzos eran grandes, del tipo castellano, estaban muy bien de punto y sabor pero tampoco para echar cohetes. La verdura también estaba muy bien, un repollo más que sabroso. Con las carnes llegó la normalidad gallina, tocino y morcillo con poco que recalcar; el chorizo y la morcilla se publicitaban como asturianos y por la pinta podrían serlo pero no eran de excesiva calidad, con poca grasa y poca personalidad.

En un último plato nos sirvieron el jamón y el tuétano.

El servicio es bueno. Es rápido y eficiente. Tuvieron el detalle de ofrecernos envasar al vacio las sobras para llevárnoslas, cosa que hicimos.

Terminamos la comida con un par de cafés y dos piñas naturales. La cuenta nos salió por unos 120€, a 40 euros por comensal, quizá un pelín caro puesto que solo pedimos una botella pequeña de tinto y el cocido cuenta 19€. Subió tanto por detallitos demasiados caros como los 8 euros de pan, los 10 euros de las dos piñas o los casi 3 euros de cada botella de agua.

Tras la cata podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que no es el mejor cocido del mundo. Ni siquiera entra en el top cinco de nuestro ranking de cocidos de Madrid. No tenemos muy claro que es el Club de amigos del Cocido, en su web no hay crónicas de comidas y ni siquiera hemos sido capaces de encontrar su ranking de locales. Si que hemos visto que su método de puntuación se basa en:
- Calidad: aquí hay pero no es para tanto
- Marco/Servico: es una Cruz Blanca así que el marco es tipo franquicia y el servicio si que nos pareció bueno. Incluso el propio Antonio Cosmen nos preguntó que tal la comida
- Calidad/Precio: el cocido vale 19€, un precio medio. No es tan caro como los grandes tipo Malacatín o Charolés pero tampoco barato; está en la franja de la mayoria de cocidos.
En resumen, que no entendemos su método para decir que este es el mejor; si queréis buena información fiaros mejor de nosotros o de cocidomadrid.com que tienen muy buen ojo.

Para terminar: un punto negativo a su servicio de reserva Web a través de Saborea Tasting Madrid. Lo usamos dos veces, en la primera llegó el día de la reserva y aún no la teníamos confirmada. Llamamos, imaginando que no la teníamos y así era, pero nadie se dignó en avisarnos. En la segunda la web decía que había mesas pero que aún así recibiríamos confirmación por teléfono o email... no llegó, tuvimos que escribirles y fue el propio dueño del local el que finalmente nos escribió para decirnos que estaba confirmada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...