lunes, 24 de noviembre de 2014

Trattoría Pulcinella: italiano normalito, nefasto servicio

Hace un par de semana visitamos la trattoría Pulcinella. Habíamos pasado por delante el día que estuvimos en Dstage y nos fijamos en ella por el ambiente y la buena pinta que tenía. Al poco, nuestros amigos Moisés y José, que son muy frikis de Vanitatis y los sitios donde van los reyes, organizaron una comida y nos dijeron: "ahí han comido Filip y Leti, ¿os parece que vayamos?" y para allá que fuimos.

Imagino que a ellos no les atenderían tan mal porque si algo hay que reseñar de este lugar es lo malo que es el servicio. Una simple comida duró más que algunas bodas. Dos horas y media para comer cocina italiana donde la mayor parte del tiempo se pasó esperando: esperando las cartas para pedir, esperando las bebidas, esperando la carta de postres, esperando, esperando, esperando mientras veíamos en el mueble auxiliar del fondo cómo los camaremos organizaban debates mientras ignoraban a los clientes.

La comida estuvo bien pero con algún altibajo. Éramos seis comensales y algunos opinaron que estaba muy rica y otros, sobre la pasta, afirmaron que era muy normalita. La comanda consistió en:
- Caponata Siciliana: revuelto siciliano de berenjena bastante bueno
- Insala Pulcinella: una ensalada que parecía hojarasca con un poco de queso. Entre 6 personas no se terminó
- Parpadelle al frutti di terra
- Pizza del bosco
- Quatro Stagioni: otra pizza que no era nada del otro mundo. Buen sabor pero un poco pequeñas.

- Tagliatelle Mare e Monti
- Paglia e Fieno Prociutto: pasta fresca con jamón y champiñones en salsa de nata que nuestro acompañante definió una salsa normal
- Lasagna Emiliana: muy buena pero en la línea de los anterior. No destacaba

Cuando solicitamos la carta de postres los camareros desaparecieron. Casi 40 minutos después la carta llegó pero como nos estaban barriendo los pies y eran más de las 5 (habíamos reservado a las 14:30) no pedimos más que unos cafés. La comida para los 6 salió por unos 150 euros, sin postre y para beber agua, un par de cokes y una botella de prosecco. Un precio medio-alto para un italiano y sin postre.

El resumen es que el sitio no está mal pero tiene más fama que calidad. Si los reyes nos están leyendo ¿podíais dejarnos un comentario de porqué os gusta este sitio tan normalín? ¿es por qué sois muy campechanos?

NOTA: fotos de 11870.com y de la web del restaurante

jueves, 20 de noviembre de 2014

Lista completa de Estrellas Michelín 2.015

Esta es la lista completa de restaurantes con Estrella Michelín en la guía de 2.015. Todos los "estrellados" con links a las crónicas de los que hemos visitado:

3 estrellas: Diverxo de David Muñoz (Madrid), El Celler de Can Roca de los hermanos Roca (Girona), Sant Pau de Carme Ruscalleda (San Pol de Mar), Restaurante Martín Berasategui de Martín Berasategui (San Sebastián), Quique Dacosta (Dénia), Akelarre de Pedro Subijana (San Sebastián), Arzak de Juan Mari Arzak (San Sebastián) y el Restaurante Azurmendi de Eneko Atxa (Larrabetzu).

2 estrellas: Aponiente de Ángel León (Puerto de Santamaría - Cádiz), El Portal del Echaurren de Francis Paniego (Ezcaray – La Rioja), M.B. de Martín Berasategui (Guía de Isora – Santa Cruz de Tenerife), Mugaritz de Andoni Luis Aduriz (Errenteria - Guipúzcoa), Club Allard (Madrid), Restaurante Miramar de Paco Pérez (Llançà – Girona), Les Cols de Fina Puigdevall y Pere Planagumà (Olot – Girona), Restaurante Ramón Freixa (Madrid), La Terraza del Casino de Paco Roncero (Madrid), Sant Celoni de Óscar Velasco (Madrid), Casa Marcial de Nacho Manzano (Arriondas – Asturias), Restaurante Àbac de Jordi Cruz (Barcelona), Dani García (Marbella – Málaga), Restaurante Moments de Raül Balam y Carme Ruscalleda (Barcelona), Restaurante Lasarte de Martín Berasategui (Barcelona), Restaurante Sergi Arola Gastro (Madrid), Restaurante Enoteca (Hotel Arts) de Paco Pérez (Barcelona) y Restaurante Atrio de Toño Pérez (Cáceres).

1 estrella: Aizan (Bilbao), Álbora (Madrid), Andreu Genestra (Capdepera – Mallorca), Can Dani (Sant Ferran de ses Roques Formentera), Casa Manolo (Daimús – Valencia), DSTAgE (Madrid), El Carmen de Montesión (Toledo), El Retiro (Pancar/Llanes – Asturias), Elkano (Getaria – Guipúzcoa), Kazan (Santa Cruz de Tenerife), La Cabra (Madrid), La Lobita (Navaleno – Soria), Montia (San Lorenzo del Escorial – Madrid), Nova (Ourense), Pakta (Barcelona), Punto MX (Madrid), Refectorio (Sardón de Duero – Valladolid), Simply Fosh (Palma de Mallorca) y Tatau Bistro (Huesca), El Poblet (Valencia), Árbore da Veira (A Coruña), Monastrell (Alicante), Arbidel (Ribadesella – Asturias), L’Angle (Barcelona), Gaig de Carles Gaig (Barcelona), Tickets (Barcelona), Zaranda (Mallorca), La Botica (Matapozuelos – Valladolid), Alejandro (Roquetas de Mar – Almería), Cal Paradís (Castellón), Les Moles (Ulldecona – Tarragona), La Salgar (Gijón – Asturias), Malena (Gimenells – Lleida), La Casa del Carmen (Olías del Rey – Toledo), L’Ó (Sant Frutiós de Bages – Barcelona), Tierra (Torrico / Valdepalacios – Toledo), Hospedería El Batán (Tramacastilla – Teruel) y BonAmb (Xàbia – Alicante), Maralba (Almansa), Boroa (Amorebieta/Boroa), Solana (Ampuero/La Bien Aparecida), Les Magnòlies (Arbúcies), El Corral del Indianu (Arriondas-Asturias), Etxebarri (Axpe), Ca l’Arpa (Bañoles), Alkimia (Barcelona), Caelis (Barcelona), Cinc Sentits (Barcelona), Comerç 24 (Barcelona), Dos Cielos (Barcelona), Dos Palillos (Barcelona), Hisop (Barcelona), Hofmann (Barcelona), Koy Shunka (Barcelona), Lluerna (Santa Coloma de Gramenet - Barcelona), Manairó (Barcelona), Nectari (Barcelona), Neichel (Barcelona), Roca Moo (Barcelona), Saüc (Barcelona), Via Veneto (Barcelona), Etxanobe (Bilbao), Mina (Bilbao), Nerua (Bilbao), Zortziko (Bilbao), Can Jubany (Calldetenes), Yayo Daporta (Cambados), A Estación (Cambre), Can Bosch (Cambrils), Rincón de Diego (Cambrils), Estany Clar (Cercs), L’Escaleta (Cocentaina), Es Moli d’En Bou (Sa Coma), Bo.Tic (Corçà), Choco (Córdoba), Alborada (A Coruña), Venta Moncalvillo (Daroca de Rioja), Casa Alfonso (Dehesa de Campoamor), Es Racó d’Es Teix (Deià), Kokotxa (Donostia-San Sebastián), Mirador de Ulía (Donostia-San Sebastián), Miramón Arbelaitz (Donostia-San Sebastián), La Costa (El Ejido), Marqués de Riscal (Elciego), La Finca (Elx), Andra Mari (Galdakao), Auga (Gijón), Massana (Girona), La Fonda Xesc (Gombrèn), Culler de Pau (O Grove/Reboredo), Kabuki (Guía de Isora), Alameda (Hondarribia), Lillas Pastia (Huesca), Las Torres (Huesca), Coque (Humanes de Madrid), El Bohío (Illescas), Europa (Iruña), Rodero (Pamplona), Cocinandos (León), Casamar (Llafranc), Els Tinars (Llagostera), Kabuki (Madrid), Kabubi Wellington (Madrid), José Carlos García (Málaga), As Garzas (Malpica de Bergantiños/Porto Barizo), El Lago (Marbella), Skina (Marbella), La Cabaña de la Fina Buenavista (Murcia/El Palmar), Zuberoa (Oiartzun), Sala (Olost), Casa Pepa (Ondara), Es Fum (Palmanova), Las Riejas (Las Pedroñeras), Solla (Pontevedra/San Salvador de Polo), Jardín (Ports d’Alcudia), Casa Gerardo (Prendes-Asturias), El Nuevo Molino (Puente Arce), Pepe Vieira (Raxo), Els Brancs (Roses/Playa de Canyelles Petites), Els Casals (Sagàs), Víctor Gutiérrez (Salamanca), Real Balneario (Salinas), Annua (San Vicente de la Barquera), Retiro da Costiña (Santa Comba), El Serbal (Santander), Abantal (Sevilla), Fogony (Sort), Capritx (Tarrasa), La Cuina de Can Simon (Tossa de Mar), Silabario (Tui), El Molino de Urdániz (Urdaitz), Chirón (Valdemoro) Ricard Camarena (Valencia), Riff (Valencia), La Sucursal (Valencia), Vertical (Valencia), Ca l’Enric (La Vall de Bianya), Maruja Limón (Vigo), Cenador de Amós (Villaverde de Pontones), Zaldiarán (Vitoria-Casteiz), Torreo de l’India Xerta), La Prensa (Zaragoza).http://viajesytapas.blogspot.com.es/2016/03/restaurante-auga-gijon_15.htmlhttp://viajesytapas.blogspot.com.es/2016/05/montia-la-cocina-de-los-druidas.html

martes, 18 de noviembre de 2014

Tapas en Ciudad Real

Pues siguiendo con nuestro recorrido por el tapeo ibérico recientemente nos hemos acercado de visita a Ciudad Real, una ciudad con poco que ver, la verdad, pero con bastante ambiente de tapeo que da para una escapada corta.

El estilo es de tapa gratis, de cortesia, como en Madrid. Siempre la sirven. Las zonas más famosas están por el centro, en tres plazas que están prácticamente una al lado de la otra: Plaza Mayor, Cervantes y Pilar. Si bien el ambiente es bastante bueno y hay mucho bar clásico se nota cierta invasión de las franquicias, algo que le hace perder una parte del encanto ya que, además, da la sensación de que los clásico languidecen mientras que los low-cost con sus tapas inmensas pero con poca esencia triunfan. Una cosa buena: es barato un rato.

En la Plaza del Pilar visitamos:
- Los faroles: recomendado en las guías por sus calamares nos pusieron paella de tapa y al final, nos quedamos sin probarlos, eso si damos fe de que buena pinta si tenían. Nos tomamos dos Coca-Colas (4,4€) el único bar con precios más parecidos a los de Madrid.
- Bar España: igual que en el anterior las guías daban una recomendación: las bravas. Tampoco las probamos, en este caso ni había nadie tomándolas ni estaban en la carta. Pedimos un blanco. Estando en la zona fue un DO La Mancha: Yugo que con un mosto y tapa de pincho moruno costó 3,5€

 - Casa Petra: bar moderno nos animamos porque anunciaban tapas clásicas en la entrada e íbamos buscando las gachas... ya llevábamos tres rondas y había que comerlas. Las tapas al estilo granaino: primeras, segundas, etc..  con un blanco y una 0,0 limón por 3€.

- Casa Lucio. El primero de los clásicos que visitamos, estaba lleno de paisanetes en la barra pero el ambiente era algo triste. Daba la sensación de estar venido a menos y no había nadie en el restaurante. Eso si, el servicio de quitarse el sombrero y por un vino y un agua nos pusieron de tapa patatas fritas, patatas bravas y boquerones fritos. Todo por 3€
- Volapié: una franquicia de Cruzcampo. No caímos hasta que estábamos dentro que ya habíamos visitado una en Logroño y, aunque esta vez nos quedamos, no nos gustó mucho. El servicio era igual de malo. 1/4 de gambas (7,95€) con 0,0 limón y un blanco Señorio Sierra por 11,30€

Y pasamos a la Plaza Mayor:
- El Ventero: otro de los clásicos, muy famoso porque ofrece cazuelitas de productos típicos por 8,5€: atascaburras, gachas, migas, etc. Pero al igual que Lucio estaba desangelado y vacio cuando lo probamos (y vacio cuando pasamos por la noche). Probamos una cazuelita de migas que estaban recalentadas y bastante maluchas. Con un vino y agua: 12€

- El acuario. Aunque tiene una decoración moderna es todo un mítico en la ciudad y muy famoso por sus típicos, y sabrosos, huevos duros rebozados con bechamel. Aparte tiene una carta de tapas para elegir, a la almeriense. Muy animado. Por poner un pero: no tiene Coca-Cola por lo que pedimos una Pepsi que con un vino y dos huevos salió por 4€
- El Portalón de la Casona. El más lleno de la ciudad, tanto por la mañana como por la noche. Entramos para comprobar el porqué (ya que era una franquicia y no lo entendíamos) y la respuesta era el tamaño de las tapas; una carta de 19 tapas enormes que incluida hamburguesas enteras o minipizzas. Pedimos una y sabía a pizza de supermercado cuando te la preparas mal en casa, la acompañamos con una tosta de lomo de orza mediocre pero bien untada de mahonesa de bote por los que pagamos con blanco y Coke, 4 euros. Entendemos porque estaba lleno pero no sé si compensa: el lugar era íncómodo, sucio, las mesas no las recogían y la tapa estaba bastante mala. Del servicio mejor no hablamos pero comparándolo con los camareros de Casa Lucio es como comparar un bocata de mortadela con una mariscada.

Terminamos en Cervantes:
- Come y calla: otra decepción. Las guía lo venden como un gastrobar pero es un low-cost mal decorado. Con refrescos de grifo y vino reguleras. La tapa, como en el Acuario, se elige. Muchas son montaditos, pedimos uno de salchichas, y también ofrencen el huevo rebozado que también comimos. Con blanco y mosto: 4€
- El callejón: muy bonito, recrea una calle y está muy bien montado. Otra decepción porque las guía recomendaban tomar un cava con ostras y por allí ni vimos cava ni vimos ostras. Nos pedimos un vino y un agua que acompañaron con dos tristes trocines de jamón sobre pan. Pagamos 2,8€ y nos retiramos para el hotel después de comprobar que no es mala ciudad para tapear pero se queda corta.

Al día siguiente, para comer nos acercamos a Miami Park, habíamos leido que era el más famoso de la ciudad, pero estaba cerrado (domingo) por lo que cogimos el coche y nos fuimos a visitar Almagro, disfrutamos de su bonita plaza y comimos en un restaurante que recomendamos si vas por allí: El Corregidor. Un precioso restaurante, montado en una casa típica, con una bar que si no te apetece comer debes visitar aunque sea solo para tomar una. El servicio y la comida, inmejorables. Esta consistió en:
- Aperitivos manchegos: un variado de berenjenas de Almagro, gachas, migas, pisto manchego y ensalada de perdiz

- Una tapa de salmorejo

- Lomo en añojo, quizá el único plato un poco mal preparado

- Lomo cierva en salsa de grosella. Para chuparse los dedos

Todo con con agua, Coca-Cola, una copa de tinto y un café: 70 €

lunes, 10 de noviembre de 2014

Gloria, Casa de Comidas: Comida casera de Nacho Manzano

Tras nuestra visita a Casa Marcial, teníamos gana de visitar este nuevo proyecto de Nacho Manzano, así que, aprovechando una visita a Oviedo hace unas semanas, fuimos a comer al Restaurante Gloria. Situado en la calle Cervantes, zona de la ciudad más conocida por el precio de sus pisos que por su tradición gastronómica, Nacho Manzano decidió ahí abrir el restaurante que podríamos definir como de "sus orígenes", según él mismo dice, tomando como base las recetas de su abuela.

Local de decoración rústica, muy cuidada y acogedora y sevicio muy bueno. Tomamos algo en la barra antes de sentarnos y nos invitaron. Todo un detalle. Además, nos asesoraron muy bien a la hora de la cantidad de comida a pedir. Íbamos con ganas de probar cuanto más mejor, así que estábamos dispuestos a dejarnos "engañar" por las medias raciones (qué gran idea para poder degustar), pero nos pararon los pies y nos recomendaron no pedir más.

La carta la definiríamos como comida tradicional asturiana, en ocasiones con un ligero toque de diferenciación. Nosotros pedimos:

- Preñadinos con muchísima sorpresa: decian que era especial, relleno de huevo. Aunque apenas se notaba, estaba calentín y muy rico... la "sorpresa" sería lo de menos.

- Croquetas: No pueden faltar en una mesa de este cocinero.  No en vano, es reconocido como especialista en ellas y no defraudaron. De presentación, parecen regulares, pero probablemente, sean las más cremosas que hayamos comidos nunca.

- Media ración de cebolletas 1/2: Originales, pero ricas, sin más

- Media ración de ensaladilla: Estaba muy suave, para nada pesada.
- Arroz con pitu: no había medias raciones. Estaba bien pero no era el mejor del mundo

- Media ración de fabada: Se supone que era media ración, pero venía en una cazuela generosa, y nos dio para compartir. Estaba riquísima

- Media ración de rollo de bonito: Tampoco fue el mejor de los probados, pero es que mi madre tiene el listón muy alto ;)

- Cachopo: un purista, de los que esperan el filetón sobresaliendo del plato, les mataría, porque era de carne picada y quesos asturianos (de Pria) pero genial.

- Torto como pan
- Y de postre, estábamos hasta arriba, pero no podíamos dejar de probar la tarta de leche, cacao, avellanas. Ninguno queríamos pero el camarero nos animó a traer una cuchara para cada uno... y ¡no quedó ni una miga!

Cabe destacar, en su carta de vinos, la posibilidad de degustar, aparte de de sidra tradicional, copas de sidra asturiana elaboradas con diferentes métodos. Quisimos probar la sidra brut con toma de carbónico por el método champanoise (fermentada en botella) y otra con método granvás (fermentada en depósito).

En resumen, salimos encantados y creo que volveremos. La calidad de la comida es excelente y además de su carta, ofrecen opción menú, generosa  No en vano, el local estaba lleno, lo que le augura un buen futuro.

Al final, todo, añadiendo un tinto, un par de cañas y dos aguas, salimos por 120 € para 4 adultos y un niño... y rodando!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...