lunes, 21 de julio de 2014

Una de chuletones: Julián de Tolosa y Asador Arizmendi

Y otra entrada doble. Esta vez es porque, en la misma semana y como si no le tuvieramos miedo al colesterol, decidimos comernos sendos chuletones en dos asadores del centro de Madrid.

Al primero, Julián de Tolosa, fuimos porque nos llamaba la atención al pasar por el local de la Cava Baja y en su web anuncian que tienen el mejor chuletón del mundo según la revista Forbes. Al otro, Asador Arizmendi, fuimos porque sí porque nos apetecía y vimos una oferta en una web de reservas de carta al 40% de descuento.

Julián de Tolosa: Un local elegante y un servicio muy atento presentan "el mejor chuletón del mundo"; en realidad no lo es pero es mucho más que digno y merece la pena. Lo sirven con el punto justo, poco hecho pero sin sangrar y es una carne espectacular. Se puede pedir una pieza para dos personas por 43€ o una individual por 29,5€. Aquí el camarero nos indicó que para cuatro comensales, siendo cena, con uno individual y otra ración de dos sería suficiente pero se quedó un poco corto. Acompañamos la carne con unas setas con huevo, una ración de jamón (27,5€), unas alubias de Tolosa y unos pimientos del piquillo. Todo, con un vino Marqués de Murrieta, algunas cervezas, una copa blanco, agua, tres cafés y postre para dos salió por 220€. No es un mal precio (55€ PAX) para todo lo que comimos.

El servicio fue espléndido. Nos invitó a los aperitivos y dijeron que nos invitaban a los pacharanes... aunque, viendo el ritmo al que los tomábamos, finalmente nos cobraron una de las frascas.

Asador Arizmendi: También en el centro, aquí fuimos para aprovechar la oferta de una web de reservas. El sitio es algo más feo y un poco viejuno. El chuletón tiene el mismo precio (44€ para dos) que en El Julián de Tolosa pero es algo peor. Viene troceado y te dan un plato de esos calientes y que, a mi personalmente, no me gustan porque si bien sirve para comer la carne caliente también se hace un poco más de lo deseable. Acompañamos el chuletón con unas migas que parecían roca ignea sacada del volcán del mismo Mordor. Todo con un par de copas de vino, agua, un café y un postre salió por 57€. Muy buen precio pero por la oferta. Sin ella el lugar no merece mucho la pena. Hay muchos asadores mejores en la capital

Perdón por la calidad de las imágenes.... la Blackberry, ya se sabe :S

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...