lunes, 22 de abril de 2013

Barcelona: algunos buenos sitios para tapear

Hace poco pasamos por Barcelona. Nos encanta esa ciudad, pasear por Las Ramblas y el Gótico, buscando el buen tiempo y, como no, buena gastronomía.

Teníamos el hotel por la zona de Numancia-Sants y el primer día, nada más llegar, tuvimos un percance con la reserva, la habitación y la cuna que habíamos solicitado. A pesar de llevar la reserva impresa de Booking, nos pidieron confirmación por parte del hotel y tras enseñarles el mail que nos enviaron de Reservas-NH la respuesta fue "no se quién es esa persona". Al final, tras varias protestas conseguimos la habitación aunque la cuna nos la tuvimos que montar nosotros. Muy mal para ser un hotel de la Cadena NH. Con todo esto se nos hizo algo tarde por lo que nos quedamos por la zona a buscar algún sitio donde cenar.

Bajamos por Numancia hacia la Plaza de España y paramos a picar algo en La Perla, un bar que desde fuera se veía bien y con muy buen ambiente pero luego fue decepcionante. Ofrecían tapas, de tamaño pequeño y precio asequible, pero fatales y de calidad mala. Dos Coca-Colas, un agua, una croqueta, tapa de sepia y de lacón por 16,7€. Salimos algo decepcionados y seguimos bajando buscando algo mejor, lo encontramos al lado de Sants: Casa Marcelo. Bien decorado y muy buen ambiente, con mucha gente en la barra. Aquí degustamos un ricos mejillones a la marinera (7,5€), con albariño y Coronita; todo por 12,50€

Al día siguiente empezamos la verdadera ruta. Queríamos ir a La Boquería a dos de los bares más míticos y recomendados de este famoso mercado. El primero El Quim de la boquería. Un bar muy muy curioso, típico de mercado, rodeado de taburetes altos y con mucha gente donde la especialidad son los huevos (los sirven hasta con caviar). A pesar de no ser ni las 12 nos costó conseguir sitio pero al final lo logramos y nos desayunamos una tapa de morcilla (2,95€) con  una copa de cava Bertha (3€).

Después al Pinotxo, otro clásico, famoso por su camarero Juanito Bayén, un personaje que nos atendió personalmete y que tardó, sin exagerar, 15 minutos para servir dos cavas mientras atendía a 18 grupos a la vez, pedía cambio y saludaba a todo el mundo. Acompañamos los dos cavas con una caña y dos croquetas por 10,5€.

De La  Boquería fuimos a ver otro clásico cercano Els Quatre gats, una cervecería de finales del siglo 19 situada en los bajos de la Casa Martí. 3 cavas con media docena de anchoas de la escala nos salió por 21,90€

Barcelona no es una ciudad de tapas. Si que es cierto que en las zonas de turistas se usa (y se abusa) de la palabra pero ahí realmente no se tapea, o bien te dan menús que incluyen unas croquetas o son sitios de raciones caras. Donde sí se tapea, bien y de verdad es en la Barceloneta. Son tapas de pago y normalmente caras (como casi todo en esta ciudad) pero es una zona muy genuina y altamente recomendable de bares llenos y gente en la calle. En nuestra ronda pasamos por:
- Chitos bar, un bar de barrio de los de toda la vida, cutre, pequeño con sus vecinos que le daban un genuino ambiente. 2 cokes y 1 tapa pequeña de albóndigas por 7,75€
- Bar del Paco. En el mercado. Muy poco recomendable. Agua, Rioja (malo, que pedimos porque la primera opción era un verdejo y no sabían lo que era) y pincho de tortilla (peor) por 7,2€
- Jaica. Muy famoso, de lo más conocido y abarrotado de la zona. Tiene dos locales y ambos estaban llenos los dos días que pasamos por allí. Cuando conseguimos entrar degustamos una enorme ración de txocos por solo 4,6€.
- Bodega Jordi. Nada más pasar por su lado ya apetecía hacer una parada. Un bar lleno, con barriles fuera todos completos y la gente tomando cañas de verdad. El camarero muy raro, tan pronto abroncaba como saludaba o besaba a los clientes. Le pedimos un cava y dijo "uno con glamour" y nos sirvió un Codorniú normalito... por un momento me sentía como si estuviera en Madrid. Los 2 cavas con una bomba y unas llanquetas (un pescado parecido a los prohibidos chanquetes) con huevos por 18€.

Para comer teníamos varias opciones en lista. La primera en el Gorría pero una indigestión provocada por un frankfurt nos obligó a anular la reserva. Aún así descubrimos el Llamber y pudimos degustar el recién "estrellado" Dos Palillos...

2 comentarios:

  1. Hola pareja,
    hace poco que he descubierto vuestro blog y ya soy seguidora, me gusta, felicidades!!

    A lo que iba, cierto que Barcelona, Cataluña en general, no es de tapas. Ultimamente hacen "ruta de la tapa"por barrios de la Condal y ciudades más pequeñas, pero fuera de ahí, tapa pequeña y pagando.
    Lo de La Perla me ha llegado al alma, yo he ido a comer arroces a la cazuela y son espectaculares, no pensaba que como tapas iba tan mal... (yo hablo del de Passeig de l' Exposició, 62)
    En vuestra próxima visita, para tapear, os recomiendo el Tapeo, y que probéis las míticas bravas del Tomás, nada que ver con las del Docamar o Las Bravas, pero es que las bravas del Mediterráneo son así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepa, conocemos las famosas bravas del Tomás. De hecho creo que son mejores que muchas de las de Madrid... lo único es que fuimos antes de tener blog y,en esta visita, una indisposición nos dejó sin poder volver.

      Nos apuntamos el Tapeo! Muchas gracias por las recomendaciones

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...