domingo, 23 de diciembre de 2012

Un menú de Navidad diferente

Hoy cambiamos ligeramente de tercio y, en lugar de recomendar y opinar sobre ningún establecimiento, queremos contaros una propuesta de menú navideño. Es un menú sencillo, con ingredientes fáciles de encontrar y sin grandes complicaciones (nos encanta comer y probar cosas nuevas, pero somos perfectamente conscientes de que somos unos aficionados en esto de cocinar y tenemos que aprender muchísimo, sobre todo en lo que es la fase de emplatado...). La gracia de este menú es intentar sorprender a los invitados, primero pensando ¿el día de Reyes vamos a comer ésto? y luego, sorprendiendo con cada una de las versiones que se hará de cada plato.

El año pasado, aprovechando que era la primera vez que nuestra familia iba a pasar el día de Reyes con un niño, y venía otro en camino, quisimos reflejar en el menú, un "Menú infantil" un poco diferente. Lo primero que hicimos fue poner una tarjeta en cada uno de los platos, a modo de carta, con una breve descripción de lo que íbamos a comer:

- Tortilla
- Croquetas
- Arroz a la cubana
- Espaguettis
- Albóndigas
- Hamburguesas
- Roscón tradicional

Y empiezan a desfilar los platos. Muchos de los platos los presentamos con "vajilla" de usar y tirar. Hay unos diseños estupendos de vasos, cubiertos de aperitivo, platos que salen baratos y suponen que no tengas que utilizar demasiado espacio en casa para un utensilio que vas a usar solo en la presentación de un plato.

En la tortilla, quisimos hacer nuestra versión de la tortilla deconstruida. Los ingredientes son los tradicionales de la tortilla española: cebolla, patata y huevo (lo siento, pero para mí, la tortilla siempre con cebolla). En lugar de mezclarlos los servimos, en unos vasos de plásticos un poco diferentes que compramos para la ocasión, en cuatro capas: abajo del todo la cebolla pochadita, encima la patata frita muy menudita y encima, la clara del huevo muy batida y la yema pasada por aceite caliente un segundito, lo justo para templarla. Para comerla, debe acompañarse con una cucharilla y para obtener el sabor a tortilla es importante meter la cucharilla hasta el fondo para alcanzar todas capas en un bocado. Tuvo mucho éxito.

Para las croquetas, hicimos la masa habitual de las croquetas (bechamel con pollo y huevo cocido) y el toque diferente lo dimos al hacerlas. En lugar de "forrarlas" en harina, huevo y pan rallado, las rebozamos con pipas de girasol crudas peladas. Le habíamos oído la recomendación a Arzak en un programa y quisimos probarlo. Quedan crujientísimas y muy originales. Eso sí, si las freís en freidora, tened en cuenta que se quedan muchas pipas por el camino...

El arroz a la cubana lo presentamos en cucharas de aperitivo. La base era un huevo frito de codorniz, encima un arroz blanco con pimienta y tomate frito. Fue el plato menos sofisticado, pero al fin y al cabo, el arroz con huevo siempre está bueno ;)

En el plato de spaguettis, quisimos hacer prueba de dos pastas, cada una de un color: Una pasta negra, de sepia, que acompañamos con unos calamares en su tinta y otra pasta de color anaranjado que acompañamos con una salsa de naranja y cebolla que estaba riquísima y daba un sabor muy original a la pasta.

Las albóndigas eran el plato de pescado. Las hicimos de merluza, siguiendo las instrucciones del libro de toda la vida de Simone Ortega. Estaban buenas, pero a mi parecer, era una receta excesivamente laboriosa para el resultado final.

Y como colofón, las hamburguesas. Servimos minihamburguesas de la marca Hamburguesa  Nostra. Esta marca ha abierto en varios mercados de Madrid tiendas especializadas en hamburguesas elaboradas con diferentes aderezos. Son caras, pero nosotros optamos por comprar un par de bandejas de minihamburguesas para hacer una especie de degustación. Sacamos la plancha eléctrica encima de la mesa y varios aderezos (salsas varias, lechuga, tomates cherry, cebolla cruda y frita) y panecillos de hamburguesa del tamaño de la carne. Así, cada uno se preparaba la hamburguesa al gusto. Fue muy divertido.


Al final, una comida sorprendente y divertida, diferente a lo que comemos día a día y saliéndonos de la tradicionalidad navideña. Esperamos que os haya gustado.

2 comentarios:

  1. Me parece genial!! Os lo copio para el próximo evento familiar.

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido una propuesta divertida y con cosas muy ricas, desde luego que me ha gustado. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...