jueves, 13 de octubre de 2011

Restaurante Naguar: Un gastrobar en Oviedo

Naguar es el nuevo restaurante de Pedro Martino en Oviedo. Con sus dos anteriores incursiones, ya obtuvo sendas estrellas Michelin, pero al poco tiempo, los locales cerraron sin dejar rastro.

El nuevo local está ubicado en la zona de vinos de moda en Oviedo, en la Avenida de Galicia, junto a la Plaza de América, en lo que los propios restauradores han bautizado como “Distrito Gourmet”.

El local dispone una barra a la entrada y decoración moderna. Cuidadosa colocación de los pinchos (aunque a la hora de la comida siguen exponiéndose bollos de desayuno) y carteles con las numerosas propuestas. Al fondo, la zona de restaurante, con mesas y sillas amplias donde impresiona el carro con la oferta de gin-tonics… Claro indicador de querer ser un sitio de moda. La cocina vista complementa la puesta en escena.

Teníamos ganas de ir y optamos por acercarnos un sábado a comer. Reservamos, aunque en vista de la afluencia de gente, no habría sido necesario. Mesa para 4 muy cómoda. Nos animamos a probar la cerveza con espuma de limón y cardamomo. Realmente rica. La ofrecen también con espuma de manzana, pero tendremos que volver para probarla.

De tapa, por cortesía de la casa, mousse de coliflor y ajo. Sabía más a ajo que a otra cosa (afortunadamente, porque una tapa con sabor a coliflor, a priori, no es precisamente el ideal de tapa).


Para comer optamos por:
- Tapa gourmet: cada bar de la zona tiene una especialidad. En este caso, era yogur de naranja y zanahoria con espuma de coco-curry y mejillones en escabeche. Psé. Buena presentación, pero escasa de sabor y con textura regulín.


- Gambas en panko japonés: gambas fritas rebozadas, crujientes y muy ricas
- Anchoas del cantábrico: si son buenas, como en este caso, no fallan
- Carrilleras de ternera glaseadas: tiernísimas, aunque disparidad de opinión entre los comensales
- Hamburguesa de pancuno: sin lugar a dudas, la estrella de la carta. Habíamos visto a varias personas comiéndola y comprendimos rápidamente el por qué. Pese a llevar queso, no dejamos ni una miga.
- Para rematar, nos animamos con un soufflé de avellanas y helado de chocolate. Hay que esperar unos minutos por este postre, pero merece la pena. Un poco caro en relación al resto de la carta y como posible mejoría, yo cambiaría el helado de chocolate por un chocolate caliente


Todo esto, para compartir, y acompañado con un Albariño Pazo Baion, 100 € los 4 comensales.

Dentro de su oferta hay que destacar su amplia carta de vinos con propuestas internacionales. Además entre semana, se ofrece menú del día. Platos sencillos y tradicionales, entre los que nos han destacado, quien la ha probado, la menestra y, como no podía ser de otra manera en un sitio moderno, los domingos sirven Brunch

En líneas generales, un sitio diferente en Oviedo, en el que el propósito es, según palabras del restaurador, dar de comer “desde primera hora de la mañana hasta la primera copa”.

4 comentarios:

  1. hummm, muy interesante! tomo nota del sitio!
    Besos,
    Nieves.
    http://igloocooking.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias Nieves!

    ¡Seguiremos investigando para manteneros al tanto de nuestros descubrimientos!

    ResponderEliminar
  3. Un sitio que creo que uno debe (Y DEBO) visitar obligatoriamente de paso por OViedo. Gracias, excelente post!!

    ResponderEliminar
  4. Vísitalo Miguel Ángel, es muy recomendable!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...