viernes, 7 de enero de 2011

La Terraza del Casino

Madrid, para ser una ciudad tan grande, tiene pocos restaurantes con Estrellas Michelin. De hecho, hasta hace unas pocas semanas, que le fue concedida la segunda estrella a Ramón Freixa, solo había 3 locales con dos estrellas. (NOTA: la situación ha mejorado bastante desde la edición de 2.014)

La Terraza del Casino era el último 2 estrellas de Madrid que nos quedaba por comentar (aunque ahora tendremos que ir al de Freixa) y es, hasta el momento y con diferencia, el mejor restaurante que he visitado en mi vida. Regentado por Paco Roncero, cuenta con el asesoramiento de Ferrán Adriá y, ahora que cierra El Bulli, un buen lugar para disfrutar de este tipo de cocina.

El local es impresionante, con una decoración clásica y muy elegante, mesas muy separadas y servicio impecable. Las vistas de Madrid desde la terraza invitan a repetir la visita en verano.

Lo recomendable es el menú degustación, unos 140€ por persona, es la mejor manera de catar la mayor parte de los platos de la carta. Aunque esta cambia tanto que, leyéndo la actual, dan ganas de volver a probarlo todo de nuevo. El menú está dividido en snacks y tapiplatos. Un total de 17 platitos y 5 postres, muy pequeño todos; aunque no pasas nada de hambre.

Para empezar la cena te reciben con un cocktail que en nuestro caso fue un whisky sour. Mezclan whisky, jugo de sandía y menta con nitrógeno líquido delante de ti. Muy efectista. Una vez ordenada la bebida (cava en nuestro caso) empieza el recital de platos:

Snacks:
Mantequilla de aceite
Airbag de parmesano. Un plato que no se come, se respira.
Profiterol de remolacha
Turrón salado de pipas
Oliva crujiente
Yogur, yogur
Bombón de mandarina
Bocadillo de chorizo

Tapiplatos
Ventresca de atún confitada en aceite de atún
Tortilla siglo XXI, la famosa tortilla deconstruida en vaso y que resulta sorprendente
Espardeña, ruibarbo, mandarina y regaliz
Foie asado con pasas de Pedro Ximenez y moscatel
Judión con almeja en salsa verde
Huevo cocido a baja temperatura con setas y salsa de Oporto
Lenguado con raviolis aromáticos
Cordero con puré de limón
Sorbete de limón al cava, también sin vaso, el recipiente es helado de limón congelado.

Postres y pequeñas locuras
Rosa de fresa
Cacahuete en texturas y chocolate
Pepita de oro
Chocolate de sabores: eucalipto, cardamomo y yuzu
Coral de frutas.

Todos los platos fueron explicados y descritos. Te tratan de manera exquisita; tras la cena nos ofrecieron un patxarán enfriado en probeta con nitrógeno líquido (una vez más) y nos dieron un paseo por la terraza para que disfrutaramos de las vistas.

Salimos de allí pasadas las 2 de la mañana, después de cuatro horas de cena y con el estómago feliz.

1 comentario:

  1. Yo también pienso que es EL MEJOR RESTAURANTE DE MADRID de los que hemos visitado hasta ahora, tanto por acabado de los excelentes productos, como uso de técnicas, creatividad, etc. Sales con la impresión de querer volver pronto, a diferencia de otros como Arola, etc. Lo único que no entiendo es pq sigue poniendo un plato como la tortilla del siglo XXI, que es un plato de Adriá de hace muchísimos años en un menú de 2011, máxime cuando puede uno pedirla en su gastrobar Estado Puro por ejemplo... Hecho de menos más platos PACO RONCERO en los menús que a veces tanto plato sacado directamente de el Bulli, ahí se vería realmente hasta donde puede llegar como cocinero.. Un saludo y gracias por el post!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...