lunes, 5 de abril de 2010

Playa del Carmen (México): Los Tacos

Si vais a la Rivera Maya hay muchas posibilidades de que os alojéis en Playa del Carmen, en algún hotel o resort cercano. Si es así, merece la pena olvidarse un poco de la pulserita y del todo incluido y acercarse al pueblo a probar comida mas autóctona que lo que te puedas encontrar en el buffet del hotel. La calle principal de Playa del Carmen es la 5ª Avenida, una zona peatonal, muy turística y llena de tiendas y restaurantes... pero solo con subir un par de calles más arriba se puede ver algo del Mexico real.

Ahí fuimos, con la recomendación de un familiar que vive allí (gracias Jacobo!! ;) a la taquería Fogón, en la 30 con la 30 (hay varios más en la ciudad). En este local toda la clientela era autóctona y conviene ir pronto porque enseguida se llena. Además se forma cola en la calle de gente que recoge la comida para llevar. Las raciones de fajitas tenían un tamaño espectacular y venían acompañadas de una sopa de frijoles. De sabor, las de pollo eran algo normalitas, pero las de Arrachera, carne de res, eran soberbias. La especialidad, y que no os podéis perder, son los Tacos de Pastor; hechos de carne de cerdo adobada y cocinada como los kebabs. Cada uno cuesta solo 7 pesos, menos de medio euro. Para aderezar dos salsas: la roja, de chile, muy picante y la verde, habanera, ultra-picante.

Otro lugar típicamente mexicano, en Playa del Carmen, pero fuera de las zonas turísticas es La Floresta, está en la Federal 307, dirección Tulum, entre Constituyentes y Benito Juarez. Aquí una sola recomendación: Taco de Camarón. A simple vista, es un taco de gambas en gabardina, pero están soberbios. Muy baratos y muy buenos, se toman con lima exprimida y mahonesa, con pico de gallo (una especie de vinagreta con tomate y cilantro) o las dos salsas habituales, la que pica mucho y la que pica horrores; nada que una cerveza bien fría, como las sirven allí, no alivie.

Y para terminar un último lugar, este es más turístico pero muy agradable por estar situado en la propia playa, al final de la 6ª. Es el Fusión, un local con sillas en la misma arena donde se puede comer, cenar, tomar copas o ver música en vivo mientras se degusta un vino con guacamole o unos tacos de arrachera (muy muy ricos). La carta de vinos es amplia y por nacionalidades pero, después de probar el vino mexicano, lo mejor es beber cerveza, las suaves que se conocen aquí, Sol y Corona, u otras como la XX, la Modelo especial o la Pacifico.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...